Todos recordamos haber estado en una entrevista de trabajo alguna vez, y aunque ahora te dediques más a hacerlas que a vivirlas en tu propia piel, los nervios que suelen generar no se olvidan nunca. Y es que es normal que los nervios se apoderen del profesional y no permitan que demuestre todo tu potencial, pero tú como reclutador/a, tienes una manera de solucionar esto.

Te damos 3 consejos para hacer que el profesional en una entrevista se sienta más tranquilo. Aplícalos en tu siguiente entrevista y verás un efecto positivo de inmediato, primero porque hará más amena la entrevista y segundo porque te permitirá conocer más al profesional, dándole una oportunidad para brillar y demostrar por qué es ideal para el puesto.

 

1. Sé consciente del entorno

Es posible que tu oficina o lugar de trabajo se te haga cómoda y poco intimidante, sin embargo debes entender que para la persona que viene a una entrevista de trabajo todo es nuevo y todo puede resultar imponente. Intenta acondicionar un lugar para tu entrevista que invite a sentarse, que inspire confianza, que tenga algo de privacidad y que no se sienta como una sala de interrogatorio. Provee un espacio que transmita seguridad, tranquilidad y profesionalismo y verás como pronto él o ella se sentirán serenos y sus nervios se irán disipando.

 

2. El primer momento

Ya lo dice el dicho, no hay segundas oportunidades para una primera impresión, así que esfuérzate para que consigas una buena impresión. El primer paso es una presentación tranquila, cercana y reforzando una actitud de tú a tú. No te impongas, ni intentes poner distancia entre ambos, eso sólo aumentará los nervios y lo ideal es reducir los nervios para la entrevista. Habla de ti y de la empresa desde el primer momento y así lograrás que la persona a la que entrevistes no solo entienda un poco más de ti y del lugar en el que está sino que se relajará y podrá empezar a soltarse.

 

3. Claridad

Otro punto importante es saber hablar claro, directo y sin muchos rodeos. Piensa en momentos en los que hayas tenido nervios, y recuerda lo difícil que es concentrarse y lo confuso que puede parecer todo. Ayúdale siendo directo y claro con tus preguntas, con lo que quieres saber o incluso con lo que necesitas que responda. Haz preguntas concisas, reformula alguna si ves que le cuesta empezar a responder o intenta ayudarle con ejemplos desde tu experiencia o tu conocimiento. Esto hará que se relaje y tenga la seguridad para mostrarse como él o ella misma es sin nervios, sin dudas y sin titubear.

 

¿Te sientes preparado/a para hacer tu próxima entrevista con estos consejos? Esperamos que sí y que te conviertas en el mejor entrevistador que hayan tenido nunca. Recuerda que es importante lograr una comodidad, que sin dejar de lado el profesionalismo, haga que ese profesional que vayas a entrevistar se sienta tranquilo y pueda de verdad demostrar todo lo que tiene para dar y aportar a tu empresa.

 

 

Si ahora más que nunca te sientes inspirado/a para llevar a cabo una entrevista inolvidable, ¿qué esperas? Redacta tu oferta, ponte manos a la obra y te ayudaremos a encontrar al talento ideal para tu empresa.

Publica tu oferta

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.