Ya has publicado tu oferta de trabajo y el motor se pone en marcha: empieza el proceso de selección. Tendrás que estar preparado para afrontar una generosa recepción de CVs en muy pocas semanas, días o incluso horas.

En cualquier caso, el número de candidaturas recibidas para cubrir la vacante dependerá de la especialización del puesto, del tipo de oferta publicada, de las condiciones y cómo no, de la situación actual del mercado laboral.

Esta etapa es una de las más importantes de tu trabajo como seleccionador. Lo más probable es que en muy poco tiempo tengas que revisar muchas candidaturas.

Por ello, para gestionar este denso volumen de información, te aconsejamos clasificar los CVs en tres categorías distintas: 

– Grupo A: El CV reúne todos los requisitos solicitados.

– Grupo B: Al CV le falta alguno de los requisitos solicitados en la oferta, pero cumple con los requisitos básicos.

– Grupo C: El CV no reúne los requisitos solicitados.

Si recibes los CVs a través del método tradicional (por correo electrónico o papel) tendrás que leer todos los CVs recibidos para poder clasificarlos en estas tres categorías.

Si el proceso de recepción de CVs se realiza a través de herramientas automáticas como las que te ofrece InfoJobs, el sistema te permitirá establecer parámetros de filtrado para verificar más rápidamente algunos requisitos y realizar una primera clasificación. 

Ser estricto en los criterios de preselección puede ser bueno para dar con el candidato adecuado, pero corres el riesgo de que finalmente te resulte muy difícil cubrir la vacante.

Para evitar caer en extremos es recomendable escuchar las opiniones del equipo profesional o técnico del área que necesita cubrir la vacante y conocer más de cerca sus verdaderas necesidades. 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.