El PIB apenas ha mejorado un 1,4% y el paro tan solo se ha reducido unas décimas, hasta llegar a un todavía preocupante 23,7%. En cuanto a salarios tampoco estamos para demasiadas alegrías. Y es que según todos los pronósticos, 2015 también será un año para la contención salarial. 
 
Los salarios se mantienen y no hay aumentos en el horizonte
 
Es cierto que según los datos proporcionados por InfoJobs, la situación de todos los sectores ha mejorado positivamente, con un aumento significativo de las vacantes para todas las categorías. Se trata, sin duda, de otro dato que apoya la recuperación económica. Una recuperación que, curiosamente, por ahora no se ha dejado notar en el bolsillo de los ciudadanos. Confirma este dato el hecho de que desde 2013 nos encontremos inmersos en la denominada tendencia de la contención salarial. 
 
En 2014, la media del salario bruto anual ofrecido por las empresas en InfoJobs ha sido de 23.628 euros, una cantidad que solo varía en 23 euros menos si la comparamos con la media de 2013. Para este año las previsiones no son más optimistas. De hecho, entes de referencia para la comunidad empresarial como el Banco de España o la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) aconsejan persistir en la moderación de los salarios para seguir en la senda de la recuperación económica. 
 
Un 63% de los candidatos afirman que su poder adquisitivo ha disminuido
 
Se habla de recuperación económica, sí, pero los candidatos todavía no la han percibido como tal. Tanto es así que el 63% de los encuestados afirman que han visto disminuir su poder adquisitivo durante 2014, ya sea por haber perdido su empleo (63%) o porque le han bajado o congelado el sueldo (15%). A estas circunstancias tenemos que añadir el hecho de que el 35% de los encuestados también han tenido que hacerse cargo económicamente de familiares o amigos que han perdido su empleo en estos últimos años. 
 
Lamentablemente, la crudeza de la crisis económica ha hecho que en 2014 uno de cada cinco desempleados haya aceptado cobrar en negro en alguna circunstancia. En tan desesperada situación, el 36% de los encuestados que actualmente se encuentran sin trabajo afirman que aceptarían cobrar en B para conseguir algún tipo de remuneración ante la falta de empleo y poder hacer frente a sus gastos personales y familiares de algún modo. 
 
Las mejoras salariales todavía son escasas
 
Del total de encuestados, solo un 11% afirmaron que su nivel económico había aumentado. Se trata de un porcentaje bastante discreto, pero conviene observar cuáles son las razones de este aumento. Al parecer, más de la mitad de los candidatos que han prosperado económicamente afirman que la mejora en su salario tiene que ver con el hecho de haber conseguido un nuevo empleo mejor pagado que el anterior o con un salario superior a la prestación por desempleo que hasta entonces percibían. 
 
También te puede interesar: Estado del mercado laboral en España

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.