Con la vuelta de las vacaciones son muchas las empresas que se animan a realizar nuevas contrataciones. Aprovechando este momento, me gustaría recordar alguno de los beneficios que pueden aportar a las empresas la contratación de profesionales séniors.

Y no, no voy a hablar de los beneficios fiscales que se podrían obtener, que los hay… Quiero centrarme en aquellos que se perciben en el día a día. Los que repercutirán directamente en la producción, en el buen ambiente de trabajo, en el aumento del compromiso, en la cultura de la empresa, en la motivación de los empleados, en el valor y reconocimiento de marca, etc.

¿Qué aporta el talento sénior a la empresa?

1. Menor rotación. La incorporación de una persona sénior puede aportar estabilidad en la plantilla. Por lo general, ya no busca proyectos en los que el objetivo sea aprender. Con su experiencia se centra más en desarrollar o participar en un proyecto a largo plazo que le dé estabilidad, una de sus principales motivaciones.

2. Estabilidad emocional. Son personas más maduras, con una vida más estable, tienen claro lo que quieren, saben cómo conseguirlo y se esforzarán en lograrlo.

3. Capacidad de adaptación. Aquí los años juegan a su favor. Han pasado y vivido diferentes etapas en su vida. Soportado y sobrevivido a varias crisis, cambiado de sector, de departamentos, han vivido fusiones, compras y cierres, etc. Tienen un bagaje que les ha hecho ser resilientes y no precipitarse ni ponerse nerviosos ante un problema, conflicto o cambio.

4. Comprometidos con la empresa. Creen y valoran la cultura de la empresa, la interiorizan y son unos grandes transmisores de la misma.

5. Buenos gestores de equipos. Su experiencia les ha permitido pasar por distintas fases en su carrera laboral. Han conocido a muchas personas y seguramente hayan tenido que gestionar equipos. Esto les hace conocedores de las dificultades que tiene esta labor, la complejidad de las personas y lo importante que es ser un líder inclusivo.

6. Red de contactos o networking. Su trayectoria profesional les ha permitido conocer a muchas personas con las que han trabajado codo con codo, han sido clientes, proveedores, colaboradores en proyectos, compañeros en un congreso o formación, etc. Muchas de esas relaciones se mantienen con los años y se pueden utilizar para establecer sinergias y colaboraciones. O lo que es lo mismo, nuevas oportunidades de negocio.

7. Conocimiento para compartir. A sus espaldas llevan una maravillosa mochila repleta de conocimiento y experiencias que podrán compartir. Su Know-how les ayudará a comenzar una nueva experiencia, pero también les permitirá compartir ese conocimiento con las personas que colaboren. Aportarán sabiduría y despertarán interés en otras personas por querer aprender y conocer cosas nuevas que les complementen y ayuden en el futuro.

8. Diversidad. Gracias a la incorporación de una persona sénior una empresa puede contribuir a generar entornos de trabajo más diversos. La convivencia entre personas de diferente edad, igual que otras diferencias, puede contribuir a ambientes más colaborativos y enriquecidos, donde todas las personas se sientan acogidas y valoradas, mejorando así la productividad y el compromiso con la empresa.

El valor de la diversidad

Seguramente muchas de las cosas que he comentado en este artículo ya se han escuchado en otros foros o blogs. De ahí que no me gustaría despedirme si hacer una propuesta tanto a los séniors como a las empresas y la Administración. Seamos conscientes de que tenemos una sociedad longeva, con mucho potencial, de la que se puede aprender mucho y la cual debe estar activa, no solo por temas económicos si no también por salud y bienestar.

Ojalá en un periodo muy corto de tiempo no tengamos que poner etiquetas al talento, ni estar constantemente recordado los beneficios de contratar a una persona por tener una edad. Esperamos que las personas que se encargan de la selección en una empresa y, sobre todo, lo/as CEOs y directivo/as, empiecen a apostar por convicción y estrategia (no porque es “lo que toca”, porque estén obligados por ley o porque esté bien visto). Ojalá el talento y la experiencia de las personas, su aportación y sus diferencias se vean y aprecien por el verdadero valor que tienen.

Mientras el cambio no se realice, estaremos perdiendo oportunidades de crecimiento y lo que es peor, estaremos discriminando y despreciando a las personas por el mero hecho de cumplir una edad. Recordemos que los años pasan para todos y todas. Y ser sénior no es una desventaja, es una oportunidad para continuar creciendo y aportando.

 

¿Buscas nuevo talento sénior para tu empresa? Entra ahora a InfoJobs y publica tu oferta o utiliza nuestra base de datos y encuéntralo

PUBLICA TU OFERTA

Marian Corral, Directora Fundación Selectiva

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.