No es posible hablar de paridad cuando nos fijamos en la posición de las mujeres en los puestos de dirección. Ni por asomo. Según el informe presentado por la empresa de servicios para el desarrollo del mercado laboral Gi Group, el porcentaje de mujeres que ocupan puestos de dirección general ha pasado de un 13,4% en 2007 a caer hasta un 8,4% en la actualidad. El descenso ha repercutido en un aumento todavía más significativo del porcentaje de hombres que están en esta categoría profesional, llegando a un aplastante 91,6% del total. 
 
Dirección de Recursos Humanos, el único sector que se mantiene
 
El de los Recursos Humanos es el único sector en el que los cargos femeninos tienen una representación más significativa, muy a pesar de que los hombres siguen siendo los que más puestos de responsabilidad ocupan. En este caso, el porcentaje de mujeres en los puestos de dirección ha pasado de un 30% a un 30,5% en 2014 y el de hombres, se ha reducido hasta un 69,5%. 
 
Donde tampoco se han producido variaciones es en el sector de la Dirección Financiera, en el que los porcentajes, tanto en el caso de las mujeres como en el de los hombres, apenas han variado una décima: 18,8% y 81,2%, respectivamente. 
 
La brecha salarial, otro problema preocupante
 
A la cuestión de que las mujeres no están en la misma proporción que los hombres en puestos de responsabilidad se añade otra problemática: la brecha salarial. Según el Ministerio de Hacienda, los hombres acaparan el 82% de los sueldos más altos que se pagan en España. 
 
Las mujeres forman parte mayoritaria de los tramos de menores salarios y en los tramos de mayor renta, solo encontramos un total de 22.792 mujeres frente a 104.914 hombres. Así, la retribución media de los hombres mejor pagados está en 152.174 euros, mientras que la de las mujeres se sitúa en 133.404 euros. 
 
La brecha es abismal. Según los datos que ofrece la publicación Mercado de trabajo y pensiones en las fuentes tributarias del Ministerio de Hacienda, la diferencia media actual entre el sueldo de ambos sexos es de más de 4.600 euros: 20.537 euros anuales para los hombres y 15.917 para las mujeres. Esta brecha se ha reducido desde 2012, cuando se situaba justo en los 5.000 euros. La media baja debido a que son muchas las mujeres que trabajan a tiempo parcial (un 26,9% frente al 8,4% de hombres) y dedican gran parte de su tiempo al hogar y la familia (4 horas por contraste a la hora y cincuenta minutos que declaran los hombres). Queda todavía, pues, mucho camino por recorrer.
 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.