La primera toma de contacto con el candidato es muy importante. Suele hacerse por teléfono, debido a la gran cantidad de candidatos que actualmente quieren optar por un puesto vacante. La entrevista telefónica, con una duración de 5 o 10 minutos, puede funcionar como un doble filtro. Gracias a este primer intercambio de impresiones podrás asegurarte de que el candidato está interesado en el puesto y verificar si cumple con los requisitos imprescindibles para la vacante ofertada. 

En el terreno formal, trata de no improvisar. Ten en cuenta que se trata de una situación delicada, así que deberás estar preparado para cualquier imprevisto. La primera impresión que se llevará de ti el candidato también es importante. En ese momento tú serás la imagen de la empresa, así que deberás mantener un estilo profesional y cercano, tratando al candidato de manera amable y agradeciendo en todo momento la atención prestada a través del teléfono. Una conversación telefónica adecuada puede ahorrarte muchas horas de entrevistas. Aprovéchalo. 

La entrevista telefónica puede estructurarse así: 

– El saludo. Cuando el candidato responda a tu llamada confirma su nombre, preséntate y pregúntale si puede hablar en ese momento. Piensa que puedes encontrarlo en su lugar de trabajo y necesite discreción, o simplemente esté fuera de casa o en una situación poco idónea para mantener una conversación tan importante. Si el candidato no está, evita dejar recados a terceras personas y/o dar información sobre el puesto. Dile a tu interlocutor que llamarás en otro momento. 

La conversación. Hechas las presentaciones, recuérdale la candidatura por la cual le llamas describiendo brevemente el puesto. Ten en cuenta que si se trata de un candidato activo podría estar inscrito en distintas ofertas y mantener varios procesos de selección abiertos.

En ese caso, pregúntale si todavía está interesado en seguir el proceso de selección. Si responde que no, puedes preguntarle los motivos. Después, dale las gracias por su colaboración. 

Si el candidato sigue estando interesado en la oferta, confirma todos los datos clave para el proceso de selección: la formación específica, la experiencia, su disponibilidad para viajar, la localidad en la que reside… No intentes profundizar: este no es el momento adecuado. 

Cierre de la entrevista. Si el candidato reúne los requisitos necesarios ya podéis concertar la entrevista. Explícale cómo será el proceso de selección o si habrá pruebas de conocimientos específicos. Al final, dale las gracias por su colaboración. 

Si el candidato no reúne un requisito clave, explícaselo. Después, agradece su colaboración y coméntale que la empresa podrá contar con él para futuras selecciones. 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.