En este artículo te planteamos 5 maneras para motivar a tus empleados.
 
1. Una revisión de los objetivos. Al realizar un aumento de sueldo, empleado y empleador deberían sentarse a revisar cuáles son los objetivos del trabajador en ese puesto de trabajo. Estaría bien que crearais un plan específico con metas y objetivos a corto plazo. Esto ayudará al empleado, pero también permitirá a la empresa hacer una evaluación de cómo este trabajador está colaborando en los objetivos comunes y fijar metas revisables cada cierto tiempo. 
 
2. Ejercicios y conferencias motivadoras. El poder de las palabras es infinito, así que, una actividad interesante podría ser la de traer a la empresa a profesionales que puedan hablaros sobre motivación y os traigan a todos un poco de inspiración.
 
3. Un mayor control sobre los horarios. Parece que la conciliación no termina de darse la mano con la empresa y el tren de vida actual. Son muchas las personas que tienen obligaciones familiares y que no pueden acudir a ellas por culpa de unos horarios de trabajo asfixiantes. Ofrecer a los empleados un mayor control sobre sus horarios para que puedan hacer aquellas cosas que necesitan hacer (llevar a sus hijos al médico, salir un poco antes el día de la fiesta de fin de curso o quedarse en casa para cuidar a alguien enfermo) es aire fresco para el día a día. Estamos seguros de que cuadrar horarios y asegurarte de que la empresa rinde igual te costará un poco más de esfuerzo, pero la retribución es infinita. Seguramente puedes ser un poco más flexible y permitir a tus empleados que trabajen desde casa algunos días para ser, sin duda, más productivos.
 
4. Un buen ambiente. Eliminar cualquier foco de toxicidad en la oficina es básico para que las horas de trabajo sean lo más equilibradas posible. Si el foco de toxicidad es un empleado que perjudica a los demás, quizá este sea el momento de ponerse manos a la obra e intervenir con el equipo de recursos humanos y algún mediador o especialista (si fuera necesario). Solucionar esta problemática repercutirá muy positivamente en la actitud y en el trabajo de los demás y todos saldréis beneficiados a corto y largo plazo.
 
5. Felicita a tus empleados. Es nuestro último consejo. Sentirnos reconocidos por los demás cuando hacemos las cosas bien es genial para revitalizarse y seguir adelante con optimismo. A menudo no lo hacemos y si lo hacemos, es en privado. Felicita y reconoce el esfuerzo de tus empleados en público para contagiar de buen humor y positivismo a todo el equipo. 
 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.