El proceso de selección de personal parte de una necesidad: cubrir una vacante de empleo. El empresario tiene que decidir, teniendo en cuenta el flujo de trabajo y las expectativas de crecimiento de la empresa, si contratar o no a una persona que pueda desempeñar las tareas para un puesto de trabajo determinado.

Las empresas pequeñas suelen esperar a que se produzca la vacante para empezar a buscar personal. Para las organizaciones complejas lo más conveniente es hacer una previsión de las necesidades futuras a largo plazo.

Desde el equipo de Recursos Humanos tenemos la responsabilidad de hacer la planificación que permitirá a la empresa cumplir con sus objetivos presentes y futuros. La estrategia puede llevarse a cabo desde distintas áreas, primero teniendo en cuenta las necesidades de cada departamento y después observando la disponibilidad de los empleados actuales. A partir de aquí, podremos determinar el número de empleados y los perfiles necesarios. Si no existe la posibilidad de reasignar tareas, será conveniente planificar de nuevo los puestos y tener en cuenta los presupuestos generales de la empresa.

Antes de iniciar el proceso de selección conviene conocer el mercado y saber cómo enfocar la descripción de la oferta de trabajo conociendo los tipos de puestos existentes:

Puestos generalistas: Son profesiones adaptables a cualquier sector. En esta bolsa están los contables, los administrativos, las secretarias, etc. Suelen ser las vacantes más ofrecidas en el mercado y también las más demandadas. Su salario dependerá del puesto específico, del nivel y del sector.

Puestos especialistas: son los puestos de trabajo específicos para determinados sectores económicos. Aquí encontraremos profesiones como la de mecánico, operador de mesa de valores o actuario de seguros. El número de candidatos es más escaso, así que probablemente, el puesto será un poco más difícil de cubrir.

Tienes entre manos un nuevo juego de estrategia. Después de haber vivido, no hace tantos años, la experiencia de un mercado laboral más vivo y dinámico, los empleadores nos enfrentamos ahora a un mercado laboral con muchos más candidatos en busca de una oportunidad.

Y aunque parezca que el contexto económico actual nos sitúe en una posición de control, los buenos reclutadores no deben perder de vista que ahora los procesos de selección son mucho más complejos. Ser minuciosos nos ayudará a identificar con garantías el talento que buscamos para nuestra empresa.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.