Estas recomendaciones las puedes realizar todos los días para alegrar la vida a tus empleados y alegrártela a ti mismo. ¡Tu empresa se lo merece!
 
1. Sonríe, por favor. Convivir con un jefe malhumorado y negativo echa para atrás a cualquiera. Así que, sonríe, por favor. Entrar en la oficina todos los días del año con tu mejor cara puede ser complicado, pero nada como un líder empático y contento para contagiar de buena energía a todos. Un experimento del psicólogo alemán Fritz Strack corroboró que la expresión facial tiene mucho que ver con las emociones. Si no sabes cómo hacerlo, pon un lápiz entre tus dientes y fuerza la risa. ¡Verás como, casi por arte de magia, te sientes más contento! 
 
2. Tomad un café. Esos grandes muros entre jefes y empleados ya son cosa del pasado. Un verdadero líder tiene que ser social y empático. Saber escuchar y ponerse en el lugar del otro para conocer cuáles son sus virtudes y de qué manera puede ayudarle a superar sus puntos débiles ¿Qué tal si hoy tomáis el café juntos? 
 
3. Propicia las conversaciones entre empleados. Si tu empresa es lo suficientemente grande, es muy posible que muchos empleados ni tan siquiera intercambien dos palabras entre sí. Quizá puedas hacer algo al respecto. Podéis empezar con los desayunos, los almuerzos… o tal vez con sesiones de coaching que os permitan estar juntos e intercambiar experiencias y conocimiento.  Si trabajáis desde oficinas distintas, podéis citaros por Skype y mantener reuniones periódicas. 
 
4. Interésate por su vida. Estaría bien que saliera de ti mismo, pero aquí tienes otro consejo que puedes aplicarte. Todos atravesamos momentos difíciles, así que deberías tener en cuenta cuál es la situación personal de tus empleados en un determinado momento. Interésate por él o ella y pregúntale si puedes hacer algo para ayudarle. Quizá salir un poco antes o trabajar un día desde casa puede ser una solución simple pero efectiva para dar salida a un problema o contratiempo puntual. 
 
5. Haz de la oficina un lugar agradable. Pasamos alrededor de ocho horas (o incluso más) en la oficina. Esa es, prácticamente, nuestra segunda casa, así que no estaría de más tenerla bien decorada y hacer que sea un lugar lo más agradable posible. ¿Una planta que aporte vida?, ¿una mano de pintura para que todo luzca más?, ¿levantar bien esas persianas para que entre bien la luz del sol? o ¿un poco de música agradable para sentiros más inspirados? 
 
Hay mil cosas que puedes hacer para que tus empleados y tú podáis trabajar en un ambiente más agradable. Los pequeños cambios son vitales para dar un giro importante a cualquier situación negativa. 
 
 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.