Antes que nada, destacar que crear un blog de empresa es muy importante para llegar a nuestros clientes potenciales.
 
¿Qué es un blog de empresa?
 
El blog no es una herramienta puramente promocional. No son pocas las empresas que aprovechan este soporte para hacer publicidad de sus productos. Sin embargo, la estrategia de contenidos de nuestro blog tiene que ir por otros derroteros. Se trata de tejer una herramienta con contenidos de calidad, relacionados con el sector en el que operamos. Deberíamos ser capaces de proporcionar a futuros clientes información de interés, ajustada a sus necesidades o gustos personales.
 
Las ventajas 
 
Tener un blog aportará muchísimas ventajas a tu empresa. A nosotros nos gustaría destacar las siguientes: 
 
Bienvenido branding. Contribuir a la blogosfera con contenidos buenos, inéditos y propios es un paso adelante en la consolidación de tu marca. Tus aportaciones te situarán en el mapa empresarial y en poco tiempo te harás con la confianza de tus posibles/futuros clientes. 
 
Posicionamiento y tráfico. Hemos hablado de la calidad de los contenidos y de la necesidad de que hables sobre temas relacionados con tu sector. A estas dos premisas tienes que añadirles una buena frecuencia de publicación de contenidos y la optimización de las palabras clave. Aquí un experto en SEO puede ayudarte. Este conjunto de buenas prácticas es fundamental para conseguir un buen posicionamiento en los resultados de búsqueda del todopoderoso Google y ganar el tráfico que andas buscando.
 
Qué no debes hacer con tu blog de empresa
 
Antes de poner en marcha un blog, ten en cuenta lo siguiente: 
 
No hables directamente de tus productos. Puedes hacerlo en algunas ocasiones, pero olvídate de hacer publicaciones puramente promocionales. Por ejemplo, si vendes café, quizá puedas desarrollar una gran variedad de post relacionados con los cafés del mundo, las maneras de tomarlo, recomendar tazas especiales, describir las propiedades de cada especialidad o publicar recetas de cocina. 
 
Cuida a tus usuarios. Son clientes potenciales, así que deberías escucharlos. En primer lugar, trata de ofrecerles buenos contenidos. En segundo, no descuides tus redes sociales y permanece atento a sus peticiones. ¡Seguro que pueden inspirar tus próximas publicaciones!
 
Separa bien el tono de la web corporativa del que utilizas en el blog. No es lo mismo. El blog es una herramienta más informal que la web. Puedes concederte ciertas licencias: expresarte en un tono más desenfadado, evitar tecnicismos innecesarios y mostrarte, en definitiva, mucho más cercano. 
 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.