Casi un 63% de los empleados españoles renunciarían a cobrar una parte de su sueldo si a cambio fueran un poco más felices. Lo dice la V Encuesta Adecco sobre la Felicidad en el Trabajo que se publicó a finales de 2016 y que no hace más que abundar en algo que ya sabíamos: el buen clima laboral es una de las cosas más valoradas por los trabajadores.

Creando un clima laboral propicio

Desde nuestros departamentos de Recursos Humanos tenemos la obligación de conseguir que el clima laboral en nuestra empresa sea bueno, pero no siempre sabemos cómo hacerlo. Aquí tienes algunas claves que no deberían pasarte por alto.

Un clásico: la comunicación

Comunicarse es importante en todos los ámbitos de la vida, pero lo es mucho más en la empresa. Y aunque se trate de una obviedad, no son pocas las corporaciones que tienen verdaderos problemas de comunicación. Configura estrategias para que los equipos puedan comunicarse más y mejor y poned en común todo lo que podáis.

¿Los problemas? Al descubierto

No es una práctica tan común, pero ya hay empresas que lo hacen. Sus empleados identifican su estado de ánimo con uno de los colores de un semáforo ficticio (verde, ámbar y rojo) y se reúnen semanalmente para ponerlo en común. Si hay problemas, en lugar de esconderlos, se hablan.

Recuperar la confianza

La confianza es un elemento que debe ser clave entre los empleados y sus responsables, pero lo cierto es que los entornos no son siempre ideales. Uno de vuestros propósitos como equipo debe ser el de ganar confianza y conseguir que las relaciones entre todos los empleados y directivos estén basadas en la naturalidad, la sinceridad y la coherencia. Solo de este modo seremos capaces de conseguir que todo fluya, empezar a comunicarnos mejor y evitar contratiempos y malentendidos. Para ello, es imprescindible entrenar la asertividad en el trabajo. Sin duda, un must en todas las empresas.

Recompensa los logros

La competición no es negativa, siempre y cuando los esfuerzos se recompensen positivamente. En ese caso, es importante que las reglas del juego estén claras y que todos los empleados puedan participar en igualdad de condiciones. Al mismo tiempo, es vital que el equipo se sienta reconocido y valorado. No deben producirse diferencias ni distinciones, porque esto no hará más que empañar cualquier posibilidad de alcanzar un buen clima laboral.
Un ambiente agradable y positivo es básico para sumar enteros a lo que se denomina el “salario emocional” de los empleados. Además de contribuir a la productividad y a la satisfacción de nuestros clientes, nos ayudará a fidelizar y retener el talento en la empresa.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.