Las jornadas laborales pueden a veces hacerse pesadas, muchas horas frente a un ordenador o con la misma rutina pueden acabar por cansarnos, y sin darnos cuenta esto puede bajar nuestro rendimiento en el trabajo.

Por eso, asegurar que tanto nosotros como nuestro equipo de trabajo disfrutamos de un corto tiempo en el día para hacer pequeñas pausas, es la mejor manera de aumentar la productividad, y sin duda el buen ánimo en la oficina.

aprovechar-descanso-laboral-en-el-trabajo-infojobs

Para asegurarnos de que tú y tu equipo sacáis todo el provecho que podéis a las llamadas “pausas activas”, hemos querido darte unos pequeños consejos, que en apenas unos días podrían cambiarle la cara a tu vida laboral.

 

1. Dos o tres pausas diarias

Con dos o tres pausas al día es más que suficiente. Además, si los miembros de tu equipo lo hacen con tiempo, les será fácil organizarlas en sus horarios de trabajo. Poneos unas metas y a medida que cada uno vaya cumpliendo ciertos objetivos o entregables, fomenta que desconecten y se regalen un pequeño y corto time-off.

 

2. Despista a tu cerebro

Cuando tu equipo haga pequeñas pausas intenta enseñarles a desconectar totalmente y hacer algo que no solo les distraiga, sino que además ponga a su cerebro o a su cuerpo a trabajar de una manera diferente. Por ejemplo, dibujar, jugar con un puzle o leer algo que no tenga nada que ver con el trabajo, todas esas son opciones perfectas porque hacen que el cerebro desconecte y esté más preparado en cuanto se ponga de nuevo a trabajar.

 

3. Mantén el positivismo

Enséñale a tu equipo a aprovechar al máximo sus descansos. Recuerda que deben dejar los pensamientos negativos, evitar quejarse y apartar cualquier agobio o estrés ajeno a la oficina o a lo que están realizando en ese momento. Las pausas son para revitalizarse, llenarse de ánimo y recargar las pilas y si dejas que predominen los momentos de negatividad, no cumplirán su misión y tu equipo de trabajo podría desmotivarse.

 

4. De cinco a diez minutos

No tienen que ser pausas cronometradas por reloj, pero tampoco pueden volverse tantas o tan largas que opaquen y eclipsen la jornada laboral. Establece una media de duración y háblalo con tu equipo. Con cinco o diez minutos, verás que se os refresca la mente y la energía vuelve como por arte de magia.

 

5. Mantente activo

Otra gran idea en estas pausas es hacer algo que active tu cuerpo. Por ejemplo, unos pequeños ejercicios de estiramiento, ir a por un café, rellenar la botella de agua, etc. lo que se te ocurra, pero activa y pon a trabajar los músculos y verás como la vitalidad, la energía y la inspiración de tu equipo de trabajo vuelven de inmediato.

 

¿Ya estás pensando en cómo implementar en tu oficina estos pequeños descansos? Si ya estás imaginando actividades que podrías hacer, formas de motivar a tu equipo y maneras de hacer más llevadera y dinámica la jornada laboral, ¡eres de los nuestros!

 

Estrena esta nueva manera de trabajar y verás como pronto tu oficina será más productiva que nunca, tanto que incluso habrá espacio y trabajo para un nuevo integrante. Y si eso sucede, ya sabes que, con una oferta en nuestra plataforma, puedes encontrar al candidato perfecto.

Publica tu oferta

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.