Como está el panorama…

Es cierto: conciliar es muy difícil. Las políticas de la mayoría de empresas no hacen todo lo posible para que los trabajadores puedan tener más tiempo para ellos y sus familias. Los gobiernos tampoco ayudan demasiado. Los permisos maternales son absolutamente frugales y cuando hablamos de dinero, las autónomas se llevan la peor parte.

En los últimos años, además, han sufrido las consecuencias de unos recortes bestiales en sus bonificaciones. Las guarderías son carísimas y las familias se ven obligadas a trabajar horas y más horas para mantener a los suyos. Así no es de extrañar que lo que más escasee en las familias sea el tiempo.

…¿qué puedes hacer tú?

Partiendo de este pronóstico tan negativo no es fácil ponerse a escudriñar entre trucos y consejos para que las familias puedan conciliar más y mejor. Sin embargo, hemos hecho el esfuerzo de explorar las experiencias de madres y padres reales para ofrecerte algunas claves que quizá puedan resultarte útiles. Sea como sea, lo hemos intentado.

 

5 claves para una mejor conciliación familiar

1. Elige conscientemente lo que quieres. No te dejes llevar por las decisiones que tomen otros en los diferentes ámbitos de tu vida. Ten claras cuáles son tus líneas rojas y sé un buen negociador a la hora de reclamar lo que es tuyo. Si no puedes salir a las diez de la noche del trabajo porque tienes una familia a la que atender o simplemente quieres disfrutar de tu legítimo tiempo libre, dilo alto y claro. Plegarse a las decisiones de los demás te irá dejando sin voz y siempre estarán en disposición de pedirte más.

2. No salgas más tarde del trabajo para agradar a tu jefe. Quizá tampoco lo valore como una cosa positiva. Quedarte a trabajar fuera de tu horario laboral no hará más que acrecentar tu sensación de infelicidad y restar tiempo a tu vida personal, que es necesaria y francamente, irrepetible.

3. Evita las distracciones. Si mientras trabajas te distraes mirando el teléfono, respondiendo mensajes o viendo qué hay de nuevo en las redes sociales estarás perdiendo un tiempo precioso que no dedicarás a tu trabajo. ¿No sería mejor que te emplearas a fondo en las horas laborales para poder terminar a tiempo tus tareas?

4. Valora tu éxito. Para muchas personas, el éxito es una meta prácticamente inalcanzable. Una vez han logrado el puesto de responsabilidad que querían, no pueden hacer otra cosa sino aspirar a otro todavía mejor. Alto ahí. ¿Qué es para ti el éxito? ¿Te gusta el  puesto que tienes en estos momentos? ¿Sientes que, junto a tu familia, has llegado a la cúspide de lo que siempre habías deseado? Si tus aspiraciones son sensatas, vivirás más tranquilo y aprenderás a saborear todo lo que has conseguido hasta el momento. ¡El éxito ya está en tus manos!

5. Ve modificando tus rutinas. Si tienes hijos sabrás que lo que al principio aplicabas como un mantra, ahora ya no sirve. Una de las claves de las personas que saben conciliar su vida personal con su vida profesional es la de adaptarse a las diferentes circunstancias. Buscan soluciones sobre la marcha para aprovechar el tiempo al máximo y hacer que sus momentos familiares, aunque no sean todo lo extensos que les gustaría, tengan mucha más calidad.

¿Y tú, has aprendido a conciliar o sigues en ello? ¿Cómo lo haces? ¡Cuéntanos tus trucos en la sección de comentarios!

También te puede interesar: Apostar por la conciliación laboral y personal

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.