La conciliación familiar y laboral a veces parece más un mito que una realidad. La pregunta es: ¿qué podemos hacer para fomentar la conciliación laboral y personal? Precisamente, el Banco del Tiempo es un proyecto nacido en Barcelona que se preocupa por mejorar la vida de los ciudadanos.

Barcelona, una ciudad que quiere conciliar

El Banco del Tiempo es un proyecto del Ayuntamiento de Barcelona a través del que se quieren adaptar distintas gestiones o situaciones cotidianas – en su mayoría servicios que ofrece el propio consistorio – a la vida, o mejor dicho, al tiempo real que las personas tienen para hacer cosas. Algunas iniciativas incluyen, por ejemplo, la ampliación de los horarios de atención ciudadana o de servicios públicos como son las bibliotecas o los recintos deportivos. Distintos patios se abren después del horario escolar para ser convertidos en zonas de juego y facilitar la conciliación. También se ha iniciado lo que se denomina Red de Empresas NUST, con el objetivo de aglutinar a todas aquellas corporaciones que tienen claro que es necesario aplicar políticas de conciliación para la vida personal y familiar de sus empleados.

La conciliación laboral, una asignatura pendiente

Pero Barcelona no es la única ciudad que quiere favorecer la conciliación. En los últimos tiempos estamos siendo testigos de multitud de iniciativas de organizaciones y empresas que quieren apostar seriamente por las familias de madres y padres trabajadores.
Según un estudio publicado por la Fundación Pfizer (2014), son los empleados de entre 16 y 49 años los que más dificultades tienen para conciliar. Y en este punto resulta imposible no fijarnos y subrayar especialmente la situación de las mujeres. El Club de las Malas Madres, por ejemplo, ha puesto en marcha una iniciativa por la conciliación que ofrece a las madres (y también a los padres que puedan estar interesados) consejos y apoyo en la difícil tarea de combinar las tareas del hogar con la crianza de los hijos sin tener que renunciar en ningún caso a sus aspiraciones profesionales ni a sus deseos de ser madres (ahora y aquí).

¿Qué nota sacan las empresas en conciliación laboral?

En los últimos años hemos avanzado a pasos de gigante, pero lo cierto es que a estas alturas, las políticas de conciliación todavía son minoritarias. De hecho, la legislación actual tan solo obliga a cumplir con la aplicación de este tipo de medidas a las empresas de más de 250 trabajadores. Lamentablemente, además, cierto tipo de acciones resultan demasiado caras y pueden no estar al alcance de las pymes. Hablamos, por ejemplo, de servicios de guardería o de períodos de descanso que no todos los empresarios se pueden permitir. Además, aunque son muchos los estudios que demuestran que estas iniciativas son beneficiosas para la productividad en las empresas, no todos los líderes tienen claro que es necesario trabajar a conciencia para apoyar a los empleados en este sentido.
Iniciativas como la del Banco del Tiempo pueden resultar francamente positivas para abrir el camino de la conciliación y conseguir que empresas y entidades se tomen en serio esta necesidad latente.
También te puede interesar:

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.