La flexibilidad de las jornadas laborales en España es todavía un mito. Uno de los últimos estudios del Instituto de Política Familiar (IPF) revela que el 60 % de los españoles consideran que la jornada completa perjudica a la familia y que 8 de cada 10 consideran que los horarios de la salida del trabajo son perjudiciales para la conciliación.
 
De hecho, España y Portugal son los países de la Unión Europea con menor flexibilidad laboral. Los empresarios son los que deciden de forma mayoritaria los horarios, de modo que los empleados tienen poco margen de maniobra. Pero, ¿existe alguna manera de comenzar a flexibilizar las jornadas laborales en nuestra empresa?
 

5 medidas para una jornada laboral más flexible

  • Flexibilizar y racionalizar las entradas y las salidas. La posibilidad de entrar y salir en distintos horarios y habilitar diferentes turnos permitiría a los empleados disponer de tiempo al final de la jornada. Para ello, como para todo, es preciso escuchar a los trabajadores y proporcionarles todas las opciones que estén en nuestra mano para que ambos podamos beneficiarnos de la flexibilidad horaria. 
     
  • Habilitar permisos especiales. Es una opción muy al alcance de las grandes empresas, pero lo cierto es que nuestros gobiernos deberían sumarse al esfuerzo. Hablamos de habilitar permisos especiales para atender a aquellas personas que el empleado tenga a su cargo, como por ejemplo, hijos con enfermedades graves que requieran una hospitalización prolongada.
     
  • Programas asistenciales de salud. Flexibilizar también significa comprender y seguramente, ayudar. Algunas empresas disponen de servicios asistenciales para ayudar a los empleados y a sus familiares en caso de tener problemas de salud. 
     
  • Recuperar horas y proponer jornadas intensivas. Las jornadas flexibles suelen acompañarse de más facilidades, como por ejemplo, la posibilidad de recuperar horas o días. De este modo, a los empleados les cunde más el tiempo y los empresarios no pierden horas. Las jornadas intensivas de viernes son otra de las grandes medidas (quizá una de las más mayoritarias), aunque muchas empresas solo las aplican en verano. En los últimos meses, además, economistas estadounidenses han defendido la semana laboral de cuatro días, con jornadas de 10 horas, pero solo de lunes a jueves. Explican que es una buena fórmula para aumentar la eficiencia y la productividad.
     
  • Facilitar el teletrabajo. Proporcionar a los empleados la confianza para que trabajen desde sus hogares es otra de las grandes medidas de este siglo. No son pocas las compañías que ya lo están llevando a cabo, porque, además de flexibilizar las jornadas de los empleados, el ahorro de costes que esto supone tanto para la empresa como para el trabajador es muy importante. 
     

¿Qué medidas aplicáis en vuestra empresa para flexibilizar la jornada laboral de los empleados? ¿Tenéis pensado poner en marcha alguna en concreto? 

También te puede interesar: Conciliación familiar, ¿mito o realidad? 5 claves para conseguirla

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.