Las empresas pet friendly promueven una moda por la que hace unos años no hubiéramos apostado en absoluto. Irse a trabajar con el perro o el gato es una opción perfectamente viable en los entornos de estas organizaciones. Los departamentos de Recursos Humanos consideran a estos peludos como parte de la empresa.

En España tener un gato o un perro es lo más normal del mundo. La pandemia ha acelerado todavía más esta tendencia, de modo que desde 2019 hasta 2021, la tenencia se ha incrementado un 44%. Hoy se estima que hay más de 29 millones de mascotas en los hogares, según ANFAAC. Y estas necesitan cuidados.

Permitir llevarlos a la oficina puede ser una acción más dentro de nuestra estrategia de employer branding. Una iniciativa que haga más felices a los trabajadores y una oportunidad para facilitar la interacción de personas y animales. Al fin y al cabo, somos históricos convivientes. Pero, ¿cómo se gesta una empresa pet friendly? ¿De qué manera se organiza? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas? Veamos.

pet friendly

¿Cómo se organiza una empresa pet friendly?

Tener una empresa pet friendly no consiste únicamente en abrir las puertas a perros y gatos. Es mucho más. Para conseguirlo y que funcione hay que tener en cuenta una serie de directrices y dejar bien claras las normas. Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que en el edificio en el que tenemos ubicadas nuestras oficinas nos darán permiso para que los animales puedan entrar. Además, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Los empleados tienen que estar de acuerdo con la medida: no podemos tomar la decisión de forma unilateral.
  • Debemos tener en cuenta la posibilidad de que haya personas alérgicas o que tengan miedo.
  • Hay que considerar el espacio que tendremos para ubicar las mascotas y las comodidades.
  • ¿Estarán bien atendidos? ¿Compartirán tiempo de juego? ¿Habrá una persona cuidadora a cargo?.
  • Se puede plantear la posibilidad de ofrecer un seguro de mascotas como beneficio social añadido.

Una vez tomada la iniciativa, hay que probar. Una opción es elegir un día a la semana para ver cómo funciona la experiencia pet friendly y, a partir de ahí, decidir.

Las ventajas de trabajar con mascotas

Trabajar con mascotas en una empresa pet friendly tiene muchas ventajas. La mayor parte de personas que lo han probado cuentan que trabajando con su mascota en la oficina se sienten más relajados y ven reducir sus niveles de estrés. Y en un estado mental de paz y tranquilidad es mucho más fácil dar rienda suelta a la creatividad. El ambiente laboral mejora con creces y no solo para los dueños de las mascotas, sino para el resto del equipo. Y hay otra cuestión muy importante: la calidad de la vida de la mascota, que ve reforzado su afecto y capacidad de socialización gracias a la presencia de su humano de referencia y del resto de personas que forman parte de su nuevo entorno.

pet friendly

¿Tienes desventajas ser una empresa pet friendly?

Ser una empresa pet friendly puede tener algunas desventajas, pero hay que estudiar si es posible salvarlas. Son las siguientes:

  • Las alergias. Es la dificultad más difícil de salvar, porque la alergia no se cura.
  • Los miedos. Algunas personas tienen un miedo irracional a los perros o gatos. Ante todo, deben poder trabajar cómodas y tranquilas.
  • Los comportamientos. Algunas mascotas no están todo lo bien educadas que deberían y pueden generar problemas en entornos que consideren hostiles.
  • Los incidentes. Pueden darse con otros perros con caracteres incompatibles, con el mobiliario o el material de oficina, sobre todo si tienen tendencia a morder o arañar.

Por tanto, antes de tomar cualquier decisión, conviene estudiarla con calma, sopesar inconvenientes y ventajas y tener en cuenta cualquier objeción que pueda surgir. ¡Ánimo con la iniciativa! 

¿Necesitas encontrar talento? Publica ahora tu oferta en InfoJobs

PUBLICAR OFERTA

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.