El aumento de la diversidad que existe en las empresas actualmente hace que empleados más diversos convivan en un solo espacio y compartan un mismo objetivo. Aunque cada vez pasa menos, ocurre que estas diferencias pueden desembocar en conflictos de discriminación laboral que afectan a los resultados y, por supuesto, al ambiente laboral. Aunque se celebra desde mayo de 2020, cada vez son más las empresas que se suman al Mes Europeo de la Diversidad, promovido desde la Comisión Europea, como parte del décimo aniversario de la Plataforma de la UE sobre las Cartas de la Diversidad.

A través de celebraciones como esta, las organizaciones están redoblando esfuerzos para crear entornos igualitarios e inclusivos, que redunden en el beneficio de todos. Hay muchas cosas que podemos hacer, además de celebrar, para evitar la discriminación el trabajo. El principal objetivo, qué duda cabe, es que los empleados se sientan cómodos y completamente a gusto dentro de nuestras organizaciones.

Por eso es necesario desarrollar y desplegar con fuerza políticas firmes para la diversidad, que contribuyan al bienestar de todas las personas. Y hay que empezar con los pequeños gestos que podemos aplicar en el día a día y que harán que todo el mundo se sienta orgulloso de tu empresa.

 

Cinco cosas que puedes hacer desde ya para evitar la discriminación laboral

 

1. Evita el lenguaje discriminatorio en las ofertas de trabajo

La discriminación laboral puede empezar incluso antes de la primera entrevista. Está demostrado que el lenguaje utilizado en las ofertas de trabajo y en campañas de reclutamiento pueden reflejar la intención del negocio. Algunas frases y atributos deseados pueden atraer más a un género que a otro. Si quieres atraer la mayor cantidad de candidatos posible, debes prestar mucha atención a la forma en que las ofertas son redactadas y publicadas. De esta manera evitarás que los candidatos se auto descarten del proceso de selección desde el inicio.

 

2. Procura unos salarios igualitarios

Trabajos similares deberían tener salarios similares, sin importar la edad, sexo, religión, inclinación política o color de piel. Lo único en lo que te debes de enfocar es en las habilidades que tenga esa persona para desarrollar el trabajo que tiene asignado. Establece una política de retribución salarial que asegure que todos tus empleados sean pagados igualmente por desempeñar el mismo rol y que se les den las mismas oportunidades a la hora de optar a una promoción.

 

3. Despliega políticas estrictas contra la discriminación

Las empresas deben ser las primeras en no tolerar las discriminaciones de sus empleados. Ya sean discriminaciones sexuales, raciales, religiosas o políticas. La empresa contar con políticas estrictas y procedimientos claros para asegurarse de que los empleados entiendan lo que las mismas implican. Haz que sea fácil para los empleados reportar cualquier forma de discriminación e infórmales de las consecuencias profesionales que caerían sobre los posibles ofensores.

 

Cinco cosas que puedes hacer desde ya para evitar la discriminación laboral en tu empresa

4. Entrena a tus jefes de equipo

Proporcionando entrenamiento específico a los managers para que sepan cómo lidiar contra las discriminaciones dentro del trabajo. Es una de las formas más efectivas para atajar cualquier problema que surja. Es preciso hacer pedagogía para que sean capaces de identificar cualquier conducta de esta índole y gestionen cualquier forma de discriminación que se produzca dentro de la oficina. También deben estar preparados para aplicar procesos preventivos que eviten que esto suceda de nuevo en un futuro.

 

5. Establece un protocolo claro para las denuncias

Lo hemos indicado anteriormente, pero es clave. Los empleados deben conocer qué protocolo existe en la empresa para denunciar cualquier tipo de discriminación que pueda producirse. El entrenamiento de los jefes de equipo será clave para transmitir esta información, así como la labor que se lleve a cabo desde RRHH para ofrecerles, no solo directrices claras acerca de cómo denunciar, sino pautas para detectar cualquier forma de abuso o discriminación.

 

Está claro que lo mejor que puede sucederle a tu equipo y tu empresa es que todos se sientan a gusto, tengan libertad para expresar sus opiniones y demostrar su personalidad. Una organización con diversidad de opiniones y distintos puntos de vista tiene una ventaja enorme frente a las demás. Y es que será, sin lugar a dudas, capaz de resolver cualquier problema de negocio de maneras mucho más eficaces y creativas.

 

¿Buscas personal?

Publica tu oferta

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.