A todos nos ha pasado: acudir a un restaurante o cafetería y que nos sirvan con profesionalidad y alegría. Que nos sorprendan con amabilidad y cariño en un establecimiento acogedor. Cuando sucede pensamos en qué suerte hemos tenido, que ya no quedan camareros/as como los/las de antes. Y luego respondemos a ese buen trato con palabras amables. Lo que hacemos, en estos casos, suele ser regresar. Elegir esa casa para tomar el café diario, aunque nos cueste el esfuerzo de andar un par de calles más.

Es una magia que tiene que ver, y mucho, con la educación y la personalidad de la persona que nos atiende. Y eso no se compra ni se vende.

A la hora de contratar nos suelen surgir dudas. La profesión de camarero/a ha sido refugio, durante toda su historia, de muchas personas que nunca habían elegido esa profesión como opción primera; de estudiantes en busca de un primer sueldo o de personas que se habían refugiado en ella porque sencillamente no habían encontrado nada más interesante.

Una de las profesiones más demandadas en InfoJobs es la de camarero/a. Actualmente contamos con nada más y nada menos que 569.879 vacantes, de las cuales 78.599 están en Madrid y 73.124 en Barcelona. Se buscan profesionales que sientan el oficio y disfruten de una profesión vinculada al mundo gastronómico, pero también al de las relaciones sociales, fundamentales en un negocio como este. La capacidad para memorizar, la gestión habilidosa de múltiples tareas y la resolución de posibles conflictos serán su pan de cada día.

Pero, ¿cómo detectar las habilidades perfectas de un/a camarero/a profesional a la hora de contratar? ¿Y si no tiene experiencia, en qué nos deberíamos fijar?

camarero

Saber escuchar y ponerse en el lugar del cliente

La de camarero/a es, sin duda alguna, una de las profesiones en las que se trabaja al cien por cien de ara al público. Son los camareros/as los que tratan al cliente, se aseguran de recibirlo correctamente y de ofrecerles todas las atenciones que necesiten durante su estancia en el establecimiento.

A la hora de enfocar la contratación es importante ir tras la pista de una persona educada, responsable y atenta, que sepa escuchar y ponerse en el lugar del cliente. Esta habilidad se puede captar fácilmente a través de la conversación durante la entrevista. Aunque no podemos ser infalibles, conocer sus opiniones y experiencias nos ayudará a detectar esas características en su personalidad.

Un/a camarero/a debe mostrar interés por el negocio

Y no solo por el negocio, sino por sus particularidades. No todos los restaurantes y cafeterías son iguales. Una buena manera de detectar si la persona está interesada en trabajar en nuestro establecimiento es comprobando su interés. Si hace preguntas acerca del funcionamiento de los equipos de trabajo, así como de las dinámicas y otras cuestiones organizativas, probablemente nos encontremos ante una persona que sabrá adaptarse al negocio y hará todo lo posible por integrarse en él.

Una profesión para quien sabe gestionar el estrés

El negocio de la hostelería tiene una particularidad: se producen horas punta o picos de trabajo en los desayunos, la hora del almuerzo, los cafés de media tarde, las cenas… También pueden producirse eventos cerca (un concierto, una manifestación, una obra de teatro, una convención…) que llenen el local por unas horas o minutos. Los clientes pedirán ser atendidos lo antes posible y todos a la vez. De ahí que sea tan importante que el/la camarero/a tenga la habilidad de soportar esas situaciones de tensión, al tiempo que organiza el servicio de una manera rápida, lógica y eficiente. Conocer en qué otros establecimientos ha trabajado nos puede ayudar a detectar esa habilidad.

La buena distribución del tiempo y las tareas

Ligada con la habilidad anterior, está la capacidad de saber distribuir bien el tiempo y las tareas. Durante el servicio, un/a camarero/a profesional conoce los tiempos de las comidas y las necesidades del cliente. Debe permanecer atento al ritmo de los comensales y saber cuándo hay que servir cada plato. Ser organizado y gestionar bien el tiempo le ayudará a aprovechar al máximo cada una de las acciones que realice. En este caso podemos preguntarle directamente por cuáles son sus trucos o habilidades a la hora de atender determinadas tareas o requerimientos por parte del cliente, especialmente en momentos de tensión o altas cargas de trabajo.

Un/a camarero/a que quiere aprender

Es una aptitud básica en cualquier profesión y también en la de camarero/a. Como te hemos indicado, las características de cada establecimiento o negocio, las particularidades de su ubicación, el tipo de comida que sirve o incluso el público al que va dirigido, condicionarán el perfil de camarero/a que necesitemos para nuestro local. Sin embargo, y aunque la experiencia siempre es un grado, que un profesional muestre ganas de aprender es una buena señal. Podemos confiar en que desarrollará todo su potencial y se convertirá en parte fundamental de nuestro equipo humano. ¡No lo desaprovechemos!

¿Necesitas contratar camareros/as? Publica ahora tu oferta en InfoJobs.

PUBLICAR OFERTA

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.