En el momento de terminar la carrera o el máster pensamos en que se acabaron las alarmas por la mañana, los trabajos de medianoche, el dinero invertido en cafés, las presentaciones que provocan ataques de nervios y la angustia de saber las notas. Por fin eres libre. Pese a todo, sabemos que nos durará poco tiempo, pues el proceso de aprendizaje del ser humano es algo que debe tener lugar durante toda la vida.

 

Leer, investigar, estudiar, interesarse por un tema y explorarlo, etc. Todo esto es lo que nos hace aprender y ayuda a enfrentarnos a las diferentes situaciones que se nos plantean, desarrollando el crecimiento intelectual y cultural tanto a nivel personal como profesional.

 

aprender-en-el-trabajo-infojobs

 

Aprender es un reto. Se debe tener la mente abierta para todo lo que está por venir y eso es algo que está muy bien valorado en el mundo laboral. Está demostrado que, lo que uno puede ofrecer a su compañía, si tiene ganas de aprender, multiplicará los resultados de cualquier otra persona. Porque aprender es hacer. Aprender no es saber de medicina, es curar al máximo número de pacientes. Ni tampoco aprender es saberte las leyes que has aprendido durante la carrera, sino ganar juicios siempre que sea posible. Imagina entonces cómo podría cambiar el rumbo de la empresa con sólo un poco de ambición.

 

A continuación, te detallamos una serie de motivos por los cuales es importante que se valoren estas ganas de las que hablamos:

 

Continuamente actualizado

 

En una era tan cambiante como la que vivimos hoy en día, cualquier método o herramienta puede quedar anticuada. Por ello, es fundamental contar con un equipo que esté a la vanguardia de la tecnología y se interese por conocer todas aquellas técnicas que salen al mercado. De esta manera, conseguiremos tener un equipo actualizado que se sienta cómodo con las tareas diarias y al que no le asusten los cambios que puedan producirse.

 

Productividad del equipo

 

Si incentivamos el aprendizaje dentro de la empresa, podemos aumentar el rendimiento de cada uno de los trabajadores. Si todos los componentes de un equipo obtienen los mismos beneficios se conseguirá una satisfacción global, un trabajo colectivo eficaz y una motivación extra para lograr los objetivos marcados. Darse cuenta de que uno tiene más habilidades de las que a priori pensaba, mejora el estado de ánimo y, por ende, su rendimiento.

 

Mejora la imagen de la empresa

 

Si a uno de los trabajadores de los que tiene ganas de aprender, se le recompensa con una formación complementaria, contribuiremos a que tenga una mejor visión de los ideales de la compañía. De esta forma, se genera un vínculo más cercano entre empleado y empresa, donde el trabajador apostará por demostrar lealtad y confianza por delante de todo.

 

Como verás, con un trabajador de estas características sales ganando por todos los lados. No temas cuando los candidatos admitan que tienen muchas ganas de aprender, pues dejarán entrever que tienen toda la disponibilidad del mundo y la intención de mejorar y crecer profesionalmente. Este podría ser el siguiente paso para que tu empresa continúe escalando.

 

Si tienes vacantes en tu empresa, anímate a publicar las ofertas de empleo en InfoJobs y no te olvides de evaluar esas ganas de aprender indispensables que necesita tu equipo de trabajo.

Publica tu oferta

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.