¿Te comunicas a menudo con tus empleados?, ¿sabes en qué están trabajando ahora mismo y qué proyectos de futuro tienen en mente? Y ellos, ¿saben qué se está cociendo en todos los departamentos de su empresa?, ¿notas que el ambiente está enrarecido? Si has sabido responder todas estas preguntas y lo has hecho en positivo, quizá no tengas ningún problema de comunicación interna. Si tienes francas dudas sobre todos estos puntos o intuyes que las cosas no funcionan del todo bien, quizá la comunicación interna sea, en efecto, una asignatura pendiente. 
 
¿Por qué es importante la comunicación interna? 
 
La integración de programas o planes de comunicación interna en las empresas empezó a aplicarse en los años 70 en Estados Unidos. Pero, ¿por qué resulta tan importante? 
 
– Favorece la integración de los empleados en la denominada “cultura de empresa”. El hecho de estar informados de todo lo que ocurre dentro de la corporación tiende la mano a un mayor nivel de implicación de los empleados. 
 
– Facilita las relaciones y genera un ambiente agradable. La información es enemiga de la rumorología. Los empleados no se sienten vulnerables en un entorno inestable y lógicamente, están más abiertos a colaborar, tanto individualmente como en equipo. 
 
¿De qué departamento es responsabilidad el plan de comunicación interna? 
 
Desde su nacimiento y hasta hace algunos años, las políticas de comunicación interna dependían directamente del departamento de Recursos Humanos. En estos momentos, estos planes son responsabilidad del departamento de Comunicación, encargado de desarrollar una estrategia de comunicación corporativa, tanto externa como interna. Para conseguir nuestros objetivos hay que contar, por tanto, con una buena planificación y trabajar a través de la gran cantidad de herramientas que actualmente tenemos a nuestra disposición. 
 
Una de las claves, sin duda, es la de escuchar y obtener el feedback de los empleados. Solo de este modo confeccionaremos una estrategia ajustada a la realidad, capaz de motivar y satisfacer las necesidades reales de la empresa y de los trabajadores.
 
¿Cuáles son los canales más utilizados? 
 
Por suerte, hoy contamos con multitud de herramientas que pueden ayudarnos a desplegar nuestro plan de comunicación interna de una manera más efectiva. 
 
Tenemos en nuestro poder los medios digitales (boletines internos en papel, newsletter, intranets corporativas, blogs), pero también podemos acudir más frecuentemente a las clásicas reuniones, desayunos y visitas; convocar seminarios, cursos y sesiones de coaching y tomar la temperatura a la salud corporativa a través de reuniones o encuestas internas a los empleados.
 
Todos estos elementos pueden ayudarte. Pero, cuéntanos, y tu empresa, ¿está preparada para poner en marcha un buen plan de comunicación interna? 
 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.