Los resultados de estas encuestas son de gran utilidad para los equipos dirección que están interesados en conocer cuál es el estado de las cosas en el lugar de trabajo. Esto les sirve para progresar: iniciar etapas de cambio y proponer nuevas herramientas de mejora. 
 
Pero, ¿qué es el clima laboral? 
 
El clima laboral es el medio, tanto humano como físico, en el que se lleva a cabo un trabajo de forma continuada. Para definirlo hay que contar con toda una serie de datos y percepciones que viajan en distintas direcciones. Por ejemplo, es tan importante la satisfacción de los empleados, como el comportamiento de los equipos, los métodos de trabajo o la manera de interactuar de los directivos con las personas que forman parte de la empresa. 
 
A estas variables hay que añadir las condiciones de trabajo o las políticas que se aplican para la gestión de los recursos humanos. Todo ello influye poderosamente en el rendimiento y la productividad. 
 
¿Cuáles son las claves para conseguir un buen clima laboral?
 
1) Reconocimiento. Reconocer los aciertos y progresos de nuestros equipos es fundamental para reforzar su autoestima. A una adecuada valoración de su trabajo hay que añadirle un sistema de incentivos que resulte atractivo de verdad. 
 
2) Organización. ¿Te has planteado cuál es metodología de trabajo de tu empresa?, ¿los equipos siguen un proceso estructurado o siempre termináis los proyectos corriendo? Si la prisa es vuestra mejor consejera, tal vez debáis plantearos cambios en este sentido. La organización es clave para que el clima sea mucho más saludable. 
 
3) Democracia. Las dictaduras son injustas, también en el seno de las empresas. Hay que escuchar activamente las opiniones y los comentarios de los empleados para que la empresa pueda progresar, tanto a nivel estratégico como en el terreno del clima laboral.
 
4) Igualdad. La aplicación de criterios justos para todos los empleados es muy importante para evitar la discriminación o el amiguismo. Nada como sentirse valorados en condiciones igualitarias para mejorar la autoestima y conseguir unos empleados felices.
 
5) Remuneraciones. Esta es, por último, otra cuestión que contribuirá notablemente a la consecución de un buen clima laboral. Conviene que todos los trabajadores dispongan de un sistema de remuneración ajustado a su trabajo y que la política salarial, en caso de existir una orientación a objetivos, esté correctamente ideada. 
 
Y tú, ¿sabes cuál es el clima laboral de tu empresa? 
 
También te puede interesar: ¿Recursos Humanos? No, personas

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.