Incorporarse a un nuevo puesto de trabajo supone un esfuerzo de adaptación y aprendizaje, pero en la empresa podemos establecer una serie de pautas para facilitar su incorporación e integración en la cultura y estilo de trabajo de la empresa.
Algunos aspectos a tener en cuenta para una buena acogida
Tanto el departamento de Recursos Humanos como el equipo con el que va a trabajar esta nueva persona deben asumir la responsabilidad de facilitar su integración, ofreciendo ayuda desde un primer momento. Se le tendrá que dar todo tipo de información, no solamente de las funciones que va a tener que realizar en su puesto de trabajo, sino también sobre los valores, cultura y la metodología de trabajo que se sigue en la compañía.
1. Entorno de confianza
Además de ofrecer el máximo de información posible, debemos crear un entorno de confianza, haciéndole formar parte de los proyectos desde un inicio y fomentando su participación en el equipo de trabajo, aportando ideas y propuestas. Todo ello sin pedir resultados de inmediato durante el proceso de adaptación.
Si el nuevo miembro del equipo siente que está en un entorno de respeto y confianza será él mismo el que trabaje para obtener resultados con la mayor efectividad posible.
La ayuda del manager en este caso es fundamental para el trabajador que se incorpora en la empresa. Del mismo modo que él hará lo posible para crear una buena relación, el manager deberá hacer lo mismo desde su posición, marcando desde un inicio una relación de trabajo equivalente al resto del equipo y ayudándole a encontrar su posición dentro de la compañía.
Si el entorno de trabajo de nuestra empresa es positivo y saludable debemos poner especial foco en que siga siendo así y frenar cualquier ápice de negatividad que pueda surgir. Permitir que se instale un entorno negativo en el equipo puede tener graves consecuencias en la productividad y generar desconfianza en la compañía e incluso aumentar el estrés y ansiedad de los miembros del equipo.
2. El ocio, una manera de fomentar las relaciones laborales
Una de las acciones que podemos realizar en la empresa para fomentar las relaciones laborales efectivas es crear momentos de ocio para que los diferentes equipos que forman la compañía se conozcan mejor a nivel personal.
Especialmente en el caso de la incorporación de un nuevo miembro en el equipo es muy recomendable hacer un desayuno o comida de bienvenida, crear un ambiente relajado en el que se pueda conocer con los compañeros de forma más personal. No olvidemos que las empresas están formadas por personas y que cuanto más se conozcan mejor será su relación profesional.
Por último solo nos queda crear un entorno en el que se valoren las diferentes habilidades y potenciales de cada uno de los trabajadores de la compañía. El trabajo en equipo será mucho más potente si reconocemos el talento y el trabajo que puede realizar cada uno, formando así un engranaje en el equipo que mejorará su motivación, confianza y, por consecuencia, su eficacia.
Cuadrado pequeño

relaciones-laborales150.jpg

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.