Uno de los puntos que comentamos recientemente en el artículo sobre la Felicidad en el Trabajo era la necesidad de cuidar a los miembros de nuestro equipo, el recurso más importante de la organización.
 
Si se trata del recurso más importante, hagámoselo saber. Tenemos una gran cantidad de oportunidades diarias para demostrar con pequeños gestos que les tenemos en cuenta, que son importantes y que queremos ser parte de momentos importantes.
 
Hoy os dejo 4 ejemplos sencillos con los que demostrar afecto y considerar a nuestros colaboradores. Si de su felicidad en el trabajo dependen directamente sus niveles de productividad, los porcentajes de rotación y absentismo y la competitividad de nuestra empresa en su entorno, merece la pena que dediquemos recursos, ¿no creéis?
 
1. Felicítale en su cumpleaños. Tenemos gran cantidad de datos de nuestros trabajadores y uno de ellos es su fecha de nacimiento. En habitissimo ponemos globos en la mesa del cumpleañero para tenerle bien identificado y que todos tengamos la oportunidad de darle un buen tirón de orejas. A final de mes todos los que cumplieron años traen algo de merienda y todos paramos unos minutos para pasar un tiempo agradable juntos.
 
2. Celebra los aniversarios de contrato. Una relación laboral es eso, una relación. Un detalle tan sencillo como una bolsa de chucherías para compartir con los compañeros y una camiseta corporativa pueden ser un pequeño gran detalle. Seguro que esa persona recuerda muy bien su primer día y tú le contrataste con el convencimiento de que esa relación sería duradera. ¡Házselo saber!
 
3. Reúnete con cada colaborador, al menos una vez al año, al menos para un café. Pregúntale cómo se siente, cómo podría estar mejor, dale un espacio para que se exprese. Pregúntale por sus aficiones, los retos que tiene, qué le gusta hacer. No habléis del trabajo, solo de tú a tú. Preocúpate por tus trabajadores de forma sincera, házselo saber y pasad un momento agradable. Tu labor como líder es generar confianza y relaciones de afecto sinceras.
 
4. Haced algo divertido fuera de la oficina. Una cena, una excursión, actividades deportivas… sólo vosotros o con la participación de las familias. Lo ideal es combinarlas y facilitar la creación de redes de apoyo entre líder y colaboradores y también entre compañeros.
 
La vuelta a la oficina el lunes después de haber pasado un buen rato juntos es mucho mejor y los lazos son más estrechos cuando sabes que compartes inquietudes, aficiones o situaciones similares.
 
Estos son sólo 4 ejemplos de un amplio abanico de opciones. Siempre en la medida de las posibilidades de la empresa y adaptándolo a vuestro estilo, pero eso sí, ¡hacedlo! Las relaciones, todas, deben cuidarse para que sean duraderas y fuertes en los momentos buenos y malos.
 
Juntos llegaremos más lejos. Juntos. 
 
¡Feliz semana!
 
Lidia Nicolau es responsable del equipo de Personas de habitissimo y en su blog “Trabajar la felicidad” escribe sobre psicología positiva.
 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.