Lidia Nicolau es responsable del equipo de Personas de habitissimo y en esta entrevista nos habla sobre la felicidad en el trabajo.
 
Pregunta: ¿Qué papel tiene el trabajo en nuestra felicidad?
 
Respuesta: El trabajo es una parte fundamental en la vida diaria de las personas. En la mayoría de casos ocupa una parte de tiempo superior al que pasamos con la familia, al que pasamos con los amigos y al tiempo que pasamos durmiendo.
 
Es un tercio de nuestro día a día, una actividad rutinaria que tiene que ver con nuestro estado de ánimo y actividades diarias. Ser feliz en el trabajo es importante porque influye en nuestro estado de ánimo diario. Si no eres feliz en el trabajo, difícilmente puedes igualar ese tiempo de felicidad en los otros dos ámbitos que quedan.
 
P: ¿Tener trabajo es sinónimo de felicidad?
 
R: No. Tener trabajo es una cosa y ser feliz en el trabajo es otra. Para ser feliz en el trabajo es necesario dedicarte a aquello que te gusta y contar con lo que se llama una red de apoyo social importante. Estudios de Fisher&Price hablan sobre el orden de los factores que crean felicidad en el work, donde destaca esa red de apoyo, es decir: tener buenas relaciones con los compañeros, tus superiores y creer que tu trabajo tiene un impacto en la sociedad. 
 
Estos puntos están por encima del salario, del horario e incluso del tipo de trabajo.
 
P: ¿Existe una fórmula?, ¿se aprende?
 
R: Debemos aprender a valorar lo que nos hace felices y aprender a ver en qué medida los factores que posee nuestro trabajo nos hacen felices o no. No es una fórmula magistral, pero siguiendo la clasificación que te he dicho antes es más fácil conseguirlo si te rodeas de un entorno social que es feliz, pues el estado de ánimo es muy contagioso.
 
P: ¿Ser feliz influye en la productividad?
 
R: Las personas más felices tienen niveles más altos de engagement y, a su vez, un afecto positivo más alto. El afecto positivo también es un facilitador del engagement.
 
Si potenciamos la felicidad en el trabajo, suplimos muchas veces las carencias que pueda tener la tarea en sí: tareas repetitivas, poco estimulantes o tareas que son difíciles como gestión de incidencias con clientes. Eso puede hacer que el nivel de engagement de esa tarea baje. 
 
P: ¿Es necesario una buena cultura corporativa?
 
R: Sí. Si la cultura corporativa no fomenta la felicidad, difícilmente se va a permitir que los trabajadores la alcancen. No de manera explícita, pero sí de manera implícita. Si la empresa no cree que sea importante trabajar la relación con los empleados, seguramente no fomentará momentos en los que puedan interactuar. Por ejemplo, los pondrá en despachos cerrados. Tener espacios abiertos, además de mejorar la comunicación, favorecen las relaciones sociales. 
 
Las personas están en contacto y el roce hace el cariño. Pasar buenos momentos con los compañeros ayuda a que el trabajo fluya mejor y además que sientas que tienes esos puntos de apoyo en el trabajo.
 
P: ¿Y llevarse bien con el jefe?
 
R: Sí. Un jefe debe estar presente, que todo el mundo lo conozca, que sea accesible, que te tenga en cuenta y que tú puedas contar con él como jefe. Si el jefe no está, tú no tienes claro para quién estás trabajando ni qué te aporta él a ti ni qué le puedes aportar tú a él. 
 
P: ¿Departamento de personas vs. Recursos Humanos?
 
R: La palabra RR.HH implica que es un recurso más de la empresa. Pone al mismo nivel a las personas que a las máquinas, los recursos logísticos o técnicos. Es imposible que una persona y una máquina tengan el mismo nivel de categoría: un avión o un camión o cualquier mesa. Las personas son el recurso más importante. 
 
En nuestro caso, somos una página web y no tenemos ninguna flota de aviones para vender, ni flota de camiones, ni siquiera instalaciones propias. Somos personas y no un recurso más de la empresa.
 
P: ¿Qué es la filosofía Delivering Happiness?
 
R: DH es inspiradora para nosotros. En Zappos demostraron que apostar por un modelo de felicidad en el trabajo puede hacer que un negocio sea muy rentable.
 
De pasar casi a desaparecer pasó a estar valorada en varios billones de dólares. Demostraron que lo importante de esa empresa no era lo que hacían, sino cómo lo hacían y las personas que lo hacían.
 
P: ¿Cómo eres feliz en el trabajo?
 
R: Soy feliz dedicándome a lo que es mi vocación, teniendo libertad y autonomía para proponer aquello que creo que es lo mejor, compartiendo nuevas maneras de hacer y, sobre todo, haciéndolo con un equipo inmejorable. 
 
Soy feliz compartiendo los ratos de la comida, los proyectos conjuntos, conociendo a la gente que se incorpora al equipo y afrontando nuevos retos. Hago lo que más me gusta junto a gente que también disfruta trabajando. No se me ocurre un lugar mejor donde estar un tercio de cada día.
 
 
Cuadrado pequeño

felicidad150.jpg

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.