Si trabajas en Recursos Humanos y sueles estar al día de las últimas novedades y tendencias, estamos seguros de que has escuchado infinidad de veces el término Team Building.
Como puedes adivinar, todo tiene que ver con la construcción y cohesión de los equipos de trabajo. El Team Building se ha convertido, cada vez más, en una partida obligada para muchas empresas.
Lo que se hace habitualmente es organizar actividades que fomenten la cohesión de los equipos. Pueden ser reuniones fuera del horario laboral o actividades de ocio y tiempo libre que permitan a los empleados descubrir cosas nuevas y al mismo tiempo, conectar con sus compañeros fuera del entorno habitual.
Los resultados suelen ser buenos. De ahí que el Team Building se haya convertido en una práctica muy común en las empresas. Se trata, en este sentido, de una dinámica que mejora la productividad, motiva y cohesiona. Hoy te proponemos algunos ejemplos de actividades para fomentar el Team Building.
Actividades de iniciación
Cualquier experto en coaching empresarial y especializado en Team Building puede ayudarnos con infinidad de actividades de iniciación. Son juegos sencillos que pueden servir para presentar a los miembros del equipo e introducir a personas nuevas en el departamento.
Si existen conflictos y especiales carencias en la comunicación, estas actividades también pueden resultar útiles para solventarlo.
El Team Building deportivo
Team Building y deporte es una combinación muy común. Las empresas suelen decantarse por actividades en las que se fomente la filosofía de trabajo en grupo. Y este es un ingrediente que encontramos en todos los deportes por equipos.
Hablamos de actividades como el fútbol o el remo, en el que cada uno de los integrantes tienen que asumir un rol y confiar en los demás compañeros.
También son interesantes los juegos de estrategia, los que generan adrenalina y los que exigen innovación y creatividad por parte de los participantes.
Un club de lectura
En la era de la tecnología y las comunicaciones exprés, puede parecer una actividad de otro siglo. Pero nada más lejos de la realidad. Un club de lectura es un espacio en el que se mezclan las experiencias de lectura con las personales y que en definitiva, fomenta el intercambio a través de la conversación.
Detenerse a leer y luego compartir opiniones y relatos puede ser una experiencia muy edificante. Una oportunidad para disfrutar de la cultura y nutrirse de nuevas referencias.
Actividades de voluntariado
Otra propuesta interesante para fomentar el Team Building son las actividades de voluntariado. Algunas compañías ya lo han probado y afirman que sus empleados han mejorado sus habilidades de liderazgo y compañerismo.
Realizar actividades para ayudar a los demás y hacerlo juntos puede resultar útil para fortalecer los equipos y mejorar el employer branding de la compañía.
Ayudar a personas desfavorecidas o discapacitadas, además de ser una labor encomiable, puede ser clave para mejorar la capacidad de los empleados a la hora de escuchar y comunicarse con los demás.
Las posibilidades son infinitas. Y aunque estas actividades pueden organizarse desde la propia empresa, existen infinidad de profesionales y empresas que se dedican a asesorar y gestionar actividades de Team Building. Con ello conseguiremos organizarlas de manera profesionalizada y obtendremos la ayuda directa de los expertos, que también nos ayudarán a evaluar la eficacia de las mismas.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.