Es normal que al principio de nuestra andadura empresarial asumamos gran parte de las responsabilidades. Esto hace que en muchas ocasiones llevemos a cabo tareas para los que no estamos especializados y pueden pasar muchos meses o incluso años hasta que nos planteemos la posibilidad de delegar. 
 
Aprender a delegar aquellas funciones que no puedes asumir es vital para poder dedicarte a lo que de verdad dominas o a otros temas que son más prioritarios y a los que no te puedes dedicar al cien por cien. Hoy te damos cinco estrategias clave para aprender a delegar con éxito. 
 
1. Deshazte del miedo. ¿Por qué no has delegado hasta ahora? Puede que te lo hayas planteado muchas veces, pero que nunca hayas tenido la valentía para hacerlo. Lo primero que tienes que hacer si quieres delegar es abandonar el miedo. Si tienes un buen equipo de colaboradores y confías en ellos, no tienes nada que temer. Plantéate objetivos a corto plazo y aplica el resto de consejos que te proponemos a continuación. 
 
2. Elige bien a tus colaboradores. Antes de delegar una responsabilidad, tendrás que pensar muy bien a quién. Evalúa los perfiles y habilidades concretas de tus empleados. Asegúrate de que esa persona será capaz de asumir esa tarea, que tendrá tiempo para llevarla a cabo y que, en definitiva, estará preparado para volar solo (o dispuesto a entrenarse para conseguirlo). 
 
3. Explica bien cómo hacerlo. Una de tus responsabilidades a la hora de delegar es, necesariamente, la de comunicar bien las tareas que esa persona tiene que desempeñar. Tienes que ser claro y poner a su disposición toda la información y ayuda que esa persona pueda necesitar. De lo contrario, lo más probable es que las cosas no salgan bien y se produzca frustración por ambas partes. 
 
4. Delegar no significa abandonar. Debes tenerlo claro. Que hayas delegado una o varias responsabilidades a tus colaboradores o empleados no significa que puedas o debas olvidarte de ellas. De hecho, lo más recomendable es realizar un seguimiento periódico de los resultados, las impresiones y problemas que vayan surgiendo por el camino. La comunicación es la clave para que todo funcione bien. 
 
5. Reconoce y valora sus logros. Puede que delegar una o varias tareas no te haya resultado nada sencillo, pero debes tener en cuenta que asumir una nueva responsabilidad tampoco es fácil. Reconoce los logros de tus colaboradores siempre que puedas. Esto les ayudará a sentirse reconocidos y tendrán más confianza en sí mismos para seguir aprendiendo y avanzando. 
 
Y tú, ¿te has planteado ya la posibilidad de delegar? Cuéntanos cómo lo has hecho abajo en los comentarios. 
 
 
 

 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.