Las empresas sienten la necesidad de adaptarse a los cambios sociales y culturales. Por ello, actualmente, se encuentran con la urgencia de adoptar medidas de flexibilidad laboral. De esta manera proporcionan una mayor libertad al trabajador y favorecen sus derechos.

Estas políticas de flexibilidad laboral aportan un beneficio común, puesto que favorecen la motivación laboral del empleado y su productividad, lo que se traduce en un beneficio para la empresa y un éxito colectivo. Unas políticas que cada vez más forman parte de lo que se conoce como salario emocional, una retribución no-económica pero vital en las relaciones laborales.

¿Qué significa la flexibilidad laboral?

La flexibilidad laboral está constituida por diversos aspectos que las empresas deben cumplir con sus trabajadores. Podría resumirse en tres puntos:

  • Facilita la capacidad de adaptación de las empresas a las necesidades de contratación del momento. Además, disminuye el riesgo para las compañías al mismo tiempo que favorece la contratación de nuevos empleados.
  • Permite que las compañías reduzcan costes, por lo que implica un alto nivel de ahorro.
  • Favorece la conciliación familiar. Mayor facilidad para que los empleados mantengan un equilibrio entre la vida profesional y la vida laboral gracias a la flexibilidad de horarios.

Flexibilidad laboral y teletrabajo

 

4 Claves para la atracción y retención de talento

A la hora de conservar y atraer el talento profesional, es indispensable alcanzar un índice elevado de flexibilidad laboral. Cada vez son más las compañías que apuestan por un modelo de trabajo flexible ya que mejora los resultados.

Una de las tendencias que ya se está imponiendo en cuanto a flexibilidad laboral es la movilidad geográfica. Cada día las empresas disponen de una mayor capacidad tecnológica para lograr una conexión entre clientes, empleados y proveedores. A través de esa red, los miembros se encuentran interconectados estén donde estén. La distancia ha dejado de ser un inconveniente para cualquier profesional.

Por otro lado, las compañías deben darle valor a la flexibilidad laboral porque, como hemos dicho antes, está íntimamente ligada al aumento de la productividad. Cada vez son menos las empresas que realizan sistemas rígidos de control sobre sus empleados, pues los resultados no engañan y, cuanta mayor autonomía tenga el trabajador y pueda establecer su propio ritmo de trabajo, mayor será la producción.

Otro punto importante es constituir un espacio de trabajo flexible compuesto por zonas comunes en las que se crean e intercambian ideas entre trabajadores. Esto conforma una estructura empresarial avanzada. Los espacios adaptables a cada momento y los puestos de trabajo sin dueño, donde los empleados comparten el espacio, son también una manera eficaz de optimizar costes. Además, apostar por la tecnología avanzada siempre aportará valor a la compañía puesto que se consiguen derribar fronteras geográficas.

La relación entre jefes y trabajadores también puede ser un factor relacionado con la flexibilidad laboral. Tener en cuenta las opiniones e ideas de los empleados es una labor que, poco a poco, se va desarrollando más en las compañías. Es una manera de que el trabajador se sienta parte del proyecto al ser escuchado y valorado por su superior. Las barreras jerárquicas siempre han dificultado la iniciativa individual y colectiva de los equipos de trabajo. Las compañías deberán apostar por el intercambio de roles y la participación en proyectos comunes para favorecer la flexibilidad laboral.

Puntos negativos de la flexibilidad laboral

Hasta ahora hemos conocido los beneficios de la flexibilidad laboral pero, ¿puede tener aspectos negativos? En general son menos los aspectos negativos que los positivos, pero es importante tenerlos en cuenta.

  • Es menor el control directo sobre el trabajo que se realiza. Será más complicada la supervisión del trabajo realizado. Por ello, es más importante que los objetivos a alcanzar estén fijados, así como los plazos para realizarlo puesto que el trabajador dispone de mayor autonomía.
  • Hay empresas que no están capacitadas para ofrecer flexibilidad laboral porque dependen de elementos externos como los clientes. Puede ser inviable a causa de la propia naturaleza del negocio o del trabajo.
  • El trabajo en equipo y la relación laboral en la compañía puede verse afectada. Puede desembocar en una desconexión del trabajador con la empresa y afectar al desarrollo de los objetivos y a la relación con los compañeros.

 

El trabajo desde casa, una práctica cada vez más común

No es una práctica habitual en las compañías, pero sí que se está implementando cada vez más en las grandes empresas el teletrabajo o trabajo desde casa. El poder realizar el trabajo desde casa puede ser una forma de ampliar o complementar la jornada laboral.

La flexibilidad en el trabajo constituye la evolución natural hacia la que se dirige el futuro laboral. Cada día la tecnología está más instaurada en nuestras vidas y por ello, en el trabajo. Es cuestión de tiempo que se supere la barrera de la flexibilidad laboral y que la vida personal gane terreno sobre las horas de trabajo en la empresa.

¿Quieres motivar a tus trabajadores? ¡Descarga esta guía!

Guía para motivar y retener talento

 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.