Un buen salario significa mucho más que el dinero. Un buen salario demuestra que tu empresa sabe valorar a sus empleados, y sí, muchos necesitan el dinero en su cuenta al final del mes, pero existen otras formas de compensación que debes considerar antes de hacerle a tus empleados una nueva oferta.

Te contamos 8 tipos de salario emocional, para que la próxima vez que vayas a negociar nuevas condiciones con alguno de tus empleados, no solo pienses en dinero, sino también en los demás aspectos de la vida. ¡Vamos a ello!

 

Los 8 ejemplos de salario emocional

 

1. Independencia y autonomía

A los empleados les gusta sentirse libres de organizar su trabajo. Ellos son los expertos en su posición, por lo que pueden demostrar que son capaces de priorizar sus tareas y cumplir los objetivos asignados sin necesidad de estar físicamente en la oficina o de cumplir con estrictos horarios.

 

2. Flexibilidad

Muchos empleados valoran que sus empresas les den la flexibilidad horaria para atender asuntos personales o para adaptarse mejor a las responsabilidades familiares. ¡Recuerda que no todos tenemos los mismos horarios!

 

3. Promociones y movimiento

Un ascenso o un cambio a un departamento que se adapte mejor a las habilidades de un empleado es una de las mejores formas de demostrar que lo valoras.

4. Entrenamiento laboral

Una situación en que ambos ganáis, tu empleado se sentirá motivado por poder desarrollarse profesionalmente, ¡y tú tendrás un empleado con más conocimientos!

salario emocional flexibilidad trabajo 

 

5. Membresía de gym

Un empleado saludable es un empleado feliz, trata de fomentar un estilo de vida activo en tu empresa.

 

6. Team Building

Celebrar que los objetivos han sido conseguidos y que el trabajo duro ha valido la pena es primordial para mantener al equipo motivado.

 

7. Beneficios de oficina

Un espacio laboral donde los empleados tengan todas las herramientas para realizar su trabajo de la mejor manera es clave para motivarlos. Igual que pequeños detalles que ayudan en la rutina diaria, por ejemplo, ofrecer desayunos por cuenta de la empresa, hace que los empleados disfruten estar en la oficina.

 

8. Descuentos de empleado

Ofrecer descuentos en los productos de la empresa o en los de los clientes de la empresa puede ser una motivación extra para tus empleados.

¡Recuerda que no todo es dinero! Utiliza el salario emocional para motivar a tus empleados la próxima vez que negocies su salario.

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar ¿Qué salario debo pagar?

¿Buscas personal?

Publica tu oferta

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.