Reducir el absentismo laboral es uno de los retos a los que te enfrentas desde el departamento de Recursos Humanos. Implica tanto una disminución de la productividad como un aumento de los costes: en definitiva, un impacto financiero al que la organización debe responder.

Los costes de sustitución, de horas extra o los salarios de las personas ausentes, tienen un impacto en las cuentas de la compañía. Por ello, es fundamental ponerle remedio.

Te aportamos cinco propuestas que te pueden ayudar a reducir la tasa de absentismo.

 

1. La flexibilidad laboral

Que el profesional de la empresa pueda compaginar su vida privada con la laboral suele ser un estimulante para evitar buena parte de las causas que motivan el absentismo.

Esto se puede conseguir con horarios flexibles que favorecen la conciliación familiar. En este sentido, nuestra sugerencia es que, en la medida de lo posible, optes por adecuar los horarios de aquellos profesionales con familia e hijos.

Por otra parte, el teletrabajo o trabajo remoto puede resultar una interesante alternativa en aquellos casos en los que las tareas así lo permitan.

Se trata de una tendencia al alza que se integra dentro del denominado salario emocional y que suele tener una gran aceptación en la plantilla.

 

2. La apuesta por su salud

Los problemas de salud tienen un peso importante entre los motivos de absentismo laboral, especialmente los relacionados con el estrés. Si bien no todos dependen directamente de su puesto de trabajo ni son evitables desde la organización, te recomendamos que apuestes por medidas para cuidar la salud del talento.

Nos referimos a promover estrategias de bienestar entre las personas que trabajan en tu empresa para que estén, en la medida de lo posible, sanas y felices. Si les facilitas un lugar de trabajo donde el estrés no sea una norma, estarás cuidando su salud emocional. También puedes promover el deporte en la empresa e incluso tener un servicio gratuito o coste reducido de fisioterapia.

Si cuentas con un seguro médico propio y la posibilidad de que los profesionales acudan a especialistas, estarás promoviendo una mejora en este aspecto.

 

3. Los factores de tipo organizacional

En este caso, se trata de que los elementos propios de la cultura corporativa ayuden a retener el talento y no a desmotivarlo.

Habitualmente, un management abierto a las iniciativas del equipo, el ajuste de la carga de trabajo o un ambiente laboral agradable son factores que ayudan a dicha retención.

Para conseguirlo, puedes ayudarte de análisis de regulares el clima laboral mediante encuestas. Te aportarán una imagen del estado de ánimo de la plantilla y una base para el posterior estudio de la vinculación de cada persona con la empresa.

Esto te puede ser útil tanto para accionar estrategias de prevención de la fuga de talento como para detectar cuáles son los factores más propicios a causar absentismo laboral. En el caso de estar relacionados con problemas de depresión o estrés, te recomendamos implementar medidas correctoras.

 

4. El reconocimiento público

Entre otros elementos que podríamos agrupar bajo el concepto de salario emocional, uno de los que puedes trabajar es el establecimiento de una política de reconocimiento de los logros del equipo.

El hecho de reconocer y poner en valor el trabajo bien hecho de una persona o más suele tener un impacto positivo en su estado de ánimo, lo que puede contribuir a reducir las bajas temporales por depresiones o estrés.

Concretamente, podrías establecer un plan de mención regular de hitos conseguidos por parte de miembros del equipo. Esto suele favorecer que estas personas quieran continuar esforzándose y, al mismo tiempo, crea un sentimiento de vinculación con la compañía que va más allá de la relación puramente transaccional (trabajo a cambio de un salario).

 

5. Un proceso de petición de baja

Dado el peso que representan los problemas de salud en las causas del absentismo laboral, puede ser interesante incluir el proceso de petición de baja laboral en los sistemas informáticos de tu empresa.

De este modo, no solo serás capaz de llevar un control detallado del número de bajas y realizar un análisis de cada una de las mismas, sino que podrás minimizar la vertiente burocrática que conllevan.

Además, el grupo también sentirá que la compañía tiene establecidos este tipo de mecanismos para sus tareas administrativas.

 

Conclusión

Desde el departamento de Recursos Humanos puedes poner en marcha algunas medidas para ir corrigiendo el absentismo laboral.

Aspectos que van más allá de la estricta remuneración económica y que se asentan en el terreno emocional, como por ejemplo la conciliación familiar o la implantación de sistemas que velan por la salud de cada miembro del equipo, pueden ser opciones interesantes a explorar.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.