Tienes un presupuesto concreto para fichar a todo un equipo y, una vez definido, empiezan las dudas. ¿Dedicar más recursos a un profesional en concreto con mucha experiencia o  repartirlo equitativamente en el equipo? ¿Si me decido por la primera opción me encontraré con profesionales descontentos por el otro lado? ¿Afectaría eso al rendimiento y, por ende, a los resultados?

La respuesta perfecta no existe, pero sí existen algunos consejos que pueden ayudarte a tener seguridad en tu propia decisión como profesional del reclutamiento. A continuación, veremos cuatro consejos para tratar de optimizar al máximo el presupuesto dedicado a contratar a los mejores profesionales para tu empresa.

aprovechar-presupuesto-recursos-humanos

 

1. Pide referencias

Aunque no te estamos descubriendo nada que no supieras, el enfoque en este punto es importante. No se trata de pedir referencias sobre el rendimiento de la persona a una sola empresa, lo ideal sería que hicieras una investigación muy profunda sobre las tareas que tenía asignadas esta persona en sus anteriores trabajos para entender cuánto cobraba.

Casi nadie te dirá su sueldo anterior real en una entrevista, lógicamente todos los profesionales con experiencia intentarán hincharlo con tal de conseguir algo más en esta nueva oportunidad laboral. Por este motivo, si realmente escarbas en las funciones que desempeñaba antes el individuo, entenderás cuánto cobraba y, por tanto, llegarás a poder hacerte una idea de por cuánto estaría esa persona dispuesta a aceptar una oferta.

 

2. Encajar lo es todo

Un gran aliciente para muchas personas para entrar a trabajar en una empresa es el ambiente. En muchas ocasiones, un profesional escoge una empresa y no otra después de haber tenido un buen feeling con el entrevistador o con el que será su próximo equipo.

Por ello, intenta presentar a los/as candidatos/as finalistas a las personas que formarán parte de su equipo. Si encajan entre ellos, será mucho más sencillo que decidan darle valor al salario emocional y exigir un poco menos de recompensa económica. De la misma manera, está en tu mano hacer hincapié en los valores intangibles de la empresa. Si se le venden de forma sincera y correcta todos los beneficios que obtendrá por traer allí su talento, muy probablemente se sentirá mucho más animado a entrar.

 

3. Las acciones valen más

Aunque este punto dependerá mucho de las necesidades concretas que tengas en el momento del fichaje, te recomendamos que elijas antes a profesionales con experiencia en poner el alma, el corazón y las manos en su trabajo.

Busca personas que de verdad se interesen por el trabajo, que se note su motivación por lo que hacen y sobre todo, que sean más de actuar que de decir por decir. Contratar a una persona porque parece un experto o simplemente por lo que tiene en su CV ignorando su actitud a la hora de trabajar o su proactividad es un error. Evitarlo te ayudará a optimizar mejor tu presupuesto por eso, nuestro consejo es pasión antes que palabras.

 

4. Lenguaje corporal

Quizá te preguntes por qué hablamos en este punto del lenguaje corporal. Como profesional que eres del reclutamiento, sabes lo importante que es fijarse en las expresiones y movimientos de un/a aspirante a un puesto de trabajo. En este caso, cuando estés tratando de optimizar tu presupuesto de contratación, lo es aún más, si cabe.

Después de estos cuatro consejos, te daremos el quinto: sigue tu intuición, que por algo te ha llevado hasta aquí.

Si no puedes esperar a aplicar estos consejos y a evitar los costes derivados de una mala contratación, publica tu oferta en InfoJobs y empieza a triunfar.

Publica tu oferta

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.