Construir un equipo comercial no es tarea fácil. En pequeñas empresas, las tareas comerciales suelen integrarse dentro de las tareas habituales de las personas que dirigen. Y, sin duda alguna, su capacidad y su posición es absolutamente privilegiada para conseguir los acuerdos comerciales que la empresa necesita para crecer. Sin embargo, cuando se produce el crecimiento y la empresa comienza a forjar su organigrama, contar con un equipo comercial sólido se hace cada vez más necesario.

El impulso que estos profesionales pueden dar a la empresa es definitivo para conseguir los objetivos en el corto y el medio plazo. Una opción que cada vez más empresas consideran es la del outsourcing comercial, esto es, externalizar este tipo de tareas y reducir costes al mismo tiempo.

De hecho, son muchas las organizaciones que optan cada vez más por hacer outsourcing de algunos o parte de sus procesos de forma fija o temporalmente. Es una buena manera de reducir gastos, fortalecer el resto de procesos dentro de la empresa y optimizar el desarrollo de la organización. No en vano, no deben preocuparse de determinadas tareas y pueden centrarse plenamente en el desarrollo del negocio.

¿Qué es el outsourcing comercial?

Las empresas usan el outsourcing comercial para externalizar, de forma temporal o permanente, las tareas comerciales. Estas organizaciones están especializadas en procesos de atracción y en la captación de clientes, de modo que consiguen de una manera más rápida y efectiva la captación de clientes y, por tanto, el incremento en las ventas y la prestación de servicios. La externalización o el outsourcing comercial, además, pueden implementarse en distintas áreas o servicios.

Uno de los más importantes es el de ventas. Las empresas buscan equipos que puedan ayudar a la promoción de los productos o servicios en el mismo punto de venta, mediante empleos como el de promotor/a de ventas, azafato/a de promociones, etcétera. También se crean equipos de venta para procesos de venta directa y se buscan ejecutivos/as comerciales que puedan llevar ventas más complejas.

Las empresas también se interesan por equipos de outsourcing comercial para la externalización en el ámbito del marketing, tanto por lo que respecta al inbound marketing, que es el que se ocupa de mejorar el posicionamiento de una empresa o servicio, darle visibilidad y atraer tráfico o leads y al outbound marketing, centrado en la generación de leads y en las visitas comerciales.

¿Cuáles son las ventajas del outsourcing comercial?

Partamos de la idea de que, cuando externalizamos la parte comercial de nuestra compañía, no la dejamos en manos de otros. No nos olvidamos de ella, no. Lo que estamos haciendo es una colaboración. O, lo que es lo mismo:, ponemos en marcha un proyecto junto a una empresa especializada. Esa es la mejor manera de verlo, porque a través de este socio estaremos generando estrategia y tendremos una ayuda incomparable para seguir dando pasos adelante en nuestra organización. Las ventajas de apostar por un outsourcing comercial son, como mínimo, tres.

1. Un conocimiento profundo de los canales de venta

Si alguien tiene un conocimiento exhaustivo y profundo de los canales de venta son los equipos que se dedican al outsourcing comercial.  Son empresas con profesionales dedicados de manera exclusiva a las tareas comerciales. Tienen el conocimiento y, por tanto, son capaces de implementar las estrategias que son necesarias para desarrollar campañas más certeras. Y hacerlo, además, a través de los canales de venta más adecuados.

2. Una mayor flexibilidad y reducción de costes

Externalizando las tareas comerciales de una empresa tenemos la oportunidad de despreocuparnos de muchas acciones que pueden ser origen de problemas y cargas de trabajo infructuosas.

A través de la subcontratación, la empresa que lleve a cabo el outsourcing comercial trabajará directamente con su equipo, de modo que nosotros tan solo tendremos que asumir el coste fijo del contrato que hayamos acordado. Todos los gastos asociados a contratación, gestión de RRHH y demás, incluyendo los picos de trabajo que puedan darse por temporalidad o campañas puntuales, serán responsabilidad de la empresa. Por tanto, no los veremos repercutidos en nuestra organización.

3. Una oportunidad para la especialización

Otra gran ventaja de apostar por un outsourcing comercial tiene que ver con las oportunidades de aprendizaje que éste puede ofrecer para nuestra empresa. Si bien son muchos los que consideran que a través de un outsourcing comercial se abre la puerta a la pérdida de know how de la empresa, el hecho de que parte de los miembros de la organización estén en contacto con especialistas comerciales es una oportunidad para conocer estrategias y aprender acerca de las características e idoneidades de los distintos canales de venta. Además, que los equipos de outsourcing también deban formarse constantemente genera entre ambas partes un intercambio de conocimiento muy interesante.

Si buscas profesionales para tu empresa, publica ahora tu oferta en InfoJobs.

PUBLICAR OFERTA

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.