En ocasiones puede ser complicado detectar las señales de desmotivación laboral en tus empleados. Y esto puede hacer peligrar el ambiente de trabajo del equipo. Para estar atento y que no se te escape ninguna pista es importante empezar por el principio. Primero y principal ¿qué es un empleado motivado?

 

¿Qué es un empleado (des)motivado?

Un empleado motivado es ese que adopta el propósito, la visión y los valores de la empresa. Le gusta contribuir, innovar resolviendo problemas y sorprender a sus colegas con temas de actualidad. Siempre intenta transmitir buen rollo y un ambiente positivo, o al menos animar a sus compañeros a cumplir los objetivos.

Ahora que hemos identificado a un empleado que se siente a gusto dentro de la oficina, ¿qué podemos considerar como empleado desmotivado? Los empleados con falta de motivación son aquellos que no quieren dar un esfuerzo extra para ser exitosos o para que lo sean los demás. La mayoría de los días no van a gusto a trabajar y probablemente nunca recomienden el producto o servicio que ofrece la empresa donde trabajan. Y eso, inevitablemente, crea una opinión negativa sobre la empresa hacia el exterior.

 

Desmotivación laboral: Detectar la desmotivación en el trabajo

 

¿Cómo detectar la desmotivacion en el trabajo?

Pero… ¿cómo podemos arreglar este problema antes de que pase a mayores y de forma que todos ganemos? Antes que nada, detectándolo y no confundiéndolo con otros problemas que pueda tener el empleado a nivel personal o de salud. Después, será necesario aplicar algunas técnicas de motivación laboral.

Sigue estos consejos para que no pasen desapercibidas estas pequeñas pistas:

 

Desempeño laboral

El hecho de que no cumpla con los tiempos asignados para sus tareas puede ser una guía para darnos cuenta de que un empleado está desmotivado. Pero en estos casos lo primero es entonar el mea culpa: ¿está lo suficientemente motivado?, ¿ha tenido algún conflicto interno que no has detectado? Hablar con él con un enfoque positivo siempre es un buen primer paso.

 

Silencio

Puede que tengas algún empleado introvertido al que no le guste hablar mucho, y que se siente mejor trabajando solo y en silencio. Pero cuando un equipo ha conseguido con creces los objetivos planteados y no muestran felicidad, ni mucho menos lo celebran, esto puede ser un indicador de la desmotivación.

 

Curiosidad laboral

No todo el mundo es un apasionado de su trabajo, pero es muy positivo que los empleados investiguen, se formen y sean curiosos sobre temas de su sector. Si ves que un empleado nunca explica ninguna curiosidad o efeméride del sector, puede ser que esté cayendo un poco en la desidia. Para ayudarle, puedes preguntarle qué formación le gustaría hacer y pagársela, con tal de mostrar interés en su trabajo y que vuelva a motivarse.

 

Fin de semana perdido

Generalmente cuando un empleado no es feliz o siente falta de inspiración en su trabajo, esa emoción se puede ver reflejada en distintos aspectos de su vida. ¿La mayoría de tus empleados pasa el fin de semana durmiendo, y no persiguen ningún hobby o pasión? ¡Alerta roja!

Para lograr un ambiente laboral con un grado de motivación alto debes estar al tanto de estas señales que te ayudarán a solucionar a tiempo cualquier problema de desmotivación dentro de tu equipo. Recuerda que antes de tomar medidas drásticas es importante observar y, sobre todo, ¡hablar!

 

Si quieres rodearte de empleados motivados, publica una oferta en InfoJobs para encontrar a tu equipo de trabajo ideal.

¿Buscas personal?

Publica tu oferta

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.