Ambiente de trabajo

¿Cómo pueden contribuir los jefes de equipo a cuidar del bienestar emocional de las personas?

Hay cosas que podemos hacer desde los puestos de responsabilidad

La salud mental y, en consecuencia, el bienestar emocional no ha sido una prioridad durante mucho tiempo. El estallido de una pandemia a nivel global agravó las consecuencias de este descuido.

Tanto es así que los trastornos de salud mental se incrementaron en todo el mundo, paralizando los servicios esenciales en 9 de cada 10 países, según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los trastornos de ansiedad y depresión se incrementaron hasta un 25 % (The Lancet) y hoy seguimos pagando las consecuencias de la dejadez en términos de bienestar emocional.

Muchas empresas son conscientes de ello. ¿Sabías que uno de cada dos problemas de salud mental están relacionados con el trabajo? De ahí que no sean pocas las organizaciones que ya se han puesto manos a la obra – muy seriamente – en el despliegue mecanismos e iniciativas que contribuyan a cuidar del bienestar emocional de las personas que trabajan en ellas. Está en riesgo la salud del principal activo de su negocio, en el corto y el medio plazo.

¿Qué iniciativas se pueden activar desde los principales puestos de responsabilidad? ¿Qué acciones pueden llevar a cabo los jefes de equipos para mejorar el bienestar emocional de su gente? Veamos.

bienestar emocional

Verbaliza la cuestión de la salud mental

Durante mucho tiempo ha sido (y sigue siendo, lamentablemente) una cuestión tabú. Pero conviene verbalizarlo. Si no lo hablamos, no existe. Durante mucho tiempo hemos sido capaces de hablar acerca de unos buenos hábitos a través de una dieta rica y equilibrada o la práctica de ejercicio.

La salud mental y el bienestar emocional exigen el mismo impulso. Podemos y debemos hacerlo regularmente, a través de reuniones privadas, que permitan a nuestros empleados/as abrirse y charlar acerca de sus problemáticas y casuísticas concretas. En estas, nosotros tendremos un papel importante: el de recordar lo importante que es mantener un buen equilibrio entre la vida personal y el trabajo.

Presta ayudas directas para el bienestar emocional

En España, una de cada cuatro personas tendrá algún tipo de problema de salud mental a lo largo de su vida. Esto significa que prácticamente en todas las empresas habrá personas que deban enfrentarse a ello. Así pues, del mismo modo que ofrecemos programas y seguros de salud de empresa, debemos proporcionar a nuestros empleados servicios o coberturas para que puedan hacer cualquier consulta relacionada con la salud mental. Del mismo modo, en nuestras manos está organizar charlas con expertos y eventos con los que obtener estrategias para que las personas aprendan a observar, gestionar y resolver cualquier problema vinculado a su bienestar emocional.

Genera y propicia espacios para el descanso

Anima a tu equipo a descansar y a realizar actividades para desconectar. Tú más que nadie conoce el esfuerzo que están haciendo y es absurdo intentar que las personas permanezcan horas y horas sentadas en la mesa. Hay cientos de estudios que confirman que evadirse y relajarse es imprescindible para volver a centrarse y ser más productivos. Es importante, pues, alejar el sentimiento de culpa (profundamente arraigado) de los empleados/as que están de vacaciones o disfrutan de un descanso momentáneo.

bienestar emocional

Trabaja para el impulso de la conciliación, el teletrabajo y la flexibilidad horaria

De poco servirá todo esto si no estás trabajando para impulsar la conciliación, el teletrabajo y la flexibilidad horaria en tu empresa. Todas estas iniciativas contribuyen poderosamente al bienestar emocional de las personas, que sienten que su tiempo personal tiene el valor que se merece y regresan con toda tranquilidad y optimismo a su puesto de trabajo. Romper antiguas reticencias es clave para que todos ganemos en esta carrera por el bienestar emocional.

Crea un entorno agradable y positivo para el trabajo

No es una cuestión estética, nada más lejos de la realidad. El espacio en el que trabaja tu gente debe ser luminoso, alegre y abierto. Pero no solo en lo físico, sino en espíritu. El ambiente de trabajo debe ser propicio, en el sentido de que las personas deben contar con unas atribuciones y posiciones justas. Como jefe debes observar con atención las cargas (y sobrecargas) de trabajo, para redistribuir y gestionar las tareas de la manera más idónea, evitando que se produzcan situaciones injustas y desiguales.

Predica con el ejemplo para el bienestar emocional

De nada servirá todo esto si con tu ejemplo predicas todo lo contrario. Si durante la jornada haces todo lo posible por ayudar a tu equipo a que ponga el foco en la salud mental, pero por la noche les mandas una batería de correos electrónicos con infinidad de tareas, te estarás equivocando. Puede que esto te ayude a ti a sacar adelante trabajo acumulado. Sin embargo, estarás transmitiendo a tu gente un mensaje contradictorio (y por tanto, inválido) y los empujarás a seguir trabajando fuera de horarios y sin treguas.

Haz todo lo posible por cuidar también de tu bienestar emocional. Al igual que todos, te lo mereces.

¿Necesitas ampliar tu equipo? ¡Publica ahora tu oferta en InfoJobs!

PUBLICAR OFERTA

Te puede interesar

Lo más leído en el Blog de Empresas

¿Cuánto le cuesta cada nueva incorporación a tu empresa?
Contratación laboral

¿Cuánto le cuesta cada nueva incorporación a tu empresa?

InfoJobs - 05/10/2022
Cómo gestionar las reuniones de trabajo tensas
Ambiente de trabajo

Cómo gestionar las reuniones de trabajo tensas

InfoJobs - 05/10/2022

Colecciones

Reclutamiento
Employer branding
Contratación y salarios
Calculadora de sueldo
Novedades
Mercado laboral
Productos