La pandemia cambió nuestra manera de trabajar en todos los sentidos. Durante un tiempo, nos vimos obligados a compatibilizar nuestro tiempo en casa – en familia, en el hogar – con nuestras obligaciones profesionales. Y de un modo u otro lo conseguimos, gracias a la tecnología, a los liderazgos consolidados y, por supuesto, al esfuerzo de las personas que conforman nuestros equipos.

Avanzamos a pasos de gigante en el mundo del teletrabajo y comprobamos que era y es perfectamente posible. Producto de ese momento, el Gobierno aprobó la Ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia con la que se regula el teletrabajo y hoy la mayor parte de empresas están aplicando un modelo híbrido, con el que los empleados tienen la oportunidad de trabajar unos días en casa y otros presencialmente, desde la oficina.

Aquellas empresas que están implementado esta opción o que todavía están reorganizando a sus equipos puede que se hagan una pregunta: ¿cómo de productivo es que los trabajadores/as pasen unos días en casa y otros en la oficina? ¿Cuántos días de trabajo presencial son recomendables para que el modelo nos ofrezca resultados positivos? Veamos.

¿Cuántos días de trabajo presencial son necesarios en el modelo híbrido?

¿Cuántas jornadas presenciales son necesarias en un modelo híbrido?

Es una pregunta interesante, porque nuestros modelos de trabajo híbrido todavía están en pañales. Por suerte, la Escuela de Negocios de Harvard ya nos ha ofrecido un dato interesante y objetivo tras realzar una investigación sobre la eficacia del modelo híbrido en las empresas. Según este estudio, cuando los empleados trabajan presencialmente en la oficina entre un 23 % y un 40 % de su jornada mensual, la productividad se incrementa y su satisfacción, también.

Este mismo estudio revela que la confianza de los líderes también aumenta. Mucho más que si esos equipos estuvieran teletrabajando al cien por cien. De esto se deduce que lo ideal es que los empleados/as acudan a la oficina para trabajar presencialmente (al menos) un par de días a la semana.

¿Cuántos días de trabajo presencial son necesarios en el modelo híbrido?

¿Cuáles son las ventajas de combinar trabajo presencial con teletrabajo?

Los expertos coinciden: el modelo híbrido ofrece grandes ventajas, si lo comparamos con los que son únicamente presenciales o remotos. Tras haber realizado un estudio piloto con 130 empleados en la empresa BRAC de Bangladesh, estos dedujeron que el modelo híbrido proporciona dos grandes ventajas:

  • Es más satisfactorio para los empleados/as: que encuentran así la manera de equilibrar su vida personal y profesional.
  • Combate el temido aislamiento: que suele producirse cuando se trabaja únicamente a distancia y desde casa.

Se ha demostrado que los empleados/as trabajan más y mejor. Se comunican entre ellos de una manera más optimista y cooperativa, incluso a través de correo electrónico. Eso sí, sienten la necesidad de poder elegir los días (ya sean dos, tres o los que la empresa considere oportunos) para poder conciliar mejor.

Del lado de las empresas está la cuestión de la confianza. Las organizaciones que están impulsando modelos híbridos confían más en sus empleados/as. Han abonado el terreno para que los entornos de trabajo sean transparentes. Sin embargo, todavía queda un largo camino por delante: una de las grandes habilidades a entrenar por parte de los líderes será, precisamente, la de crear entornos de confianza mutua entre la empresa y los empleados.

¿Buscas personal? Publica ahora tu oferta en InfoJobs.

PUBLICAR OFERTA

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.