¿Has oído hablar de la Gran Dimisión? Es un fenómeno que, como otros tantos, llega de Estados Unidos. The Great Resignation, en inglés, pone nombre al abandono masivo de puestos de trabajo por parte de millones de personas, tras los efectos de la pandemia por la COVID-19.

En noviembre de 2021, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos señaló que más de cuatro millones de ciudadanos estadounidenses habían abandonado sus puestos de trabajo. Tal cual: habían dimitido, generando un grave problema a las empresas, que tenían serias dificultades para cubrir esas vacantes. Pero esta fuga de talento y de fuerza de trabajo no solo se ha materializado en Norteamérica. Francia y Reino Unido están experimentando un fenómeno similar, especialmente en aquellos sectores en los que más se trabaja en precario.

¿Qué está pasando? ¿Por qué dejan estas personas sus puestos de trabajo? ¿Llegará la Gran Dimisión a España? 

¿La Gran Dimisión o la Gran Reflexión?

Ha sido la pandemia. Muchos trabajadores se han parado a pensar en aquello que tienen y aquello que más valoran. De ahí que se hayan planteado abandonar sus actuales empleos para buscar algo mejor, o sencillamente para no buscar nada durante un tiempo.

Lo que está ocurriendo en España poco o nada tiene que ver con lo que sucede en Estados Unidos. De hecho, este fenómeno no se está viendo aquí. Según los datos de afiliación de la Seguridad Social, alrededor de 30.000 profesionales renunciaron de manera voluntaria a su puesto de trabajo, lo que no representa una cifra de tanta magnitud como la registrada en Estados Unidos, donde más de 50 millones de personas abandonaron sus empleos.

Antes de la pandemia cerca de un millón de personas en edad de trabajar no estaban buscando empleo y esta cifra sigue más o menos estancada.  Aun así, esta no es una cifra que debamos pasar por alto. Estamos hablando de cerca de un 4 % de la población activa y los expertos consideran que este desánimo que les lleva a no buscar empleo tiene mucho que ver con el estancamiento que supone el paro de larga duración. Cuanto más tiempo pasan sin encontrar empleo, menos animados se encuentran para buscar trabajo.

Durante la pandemia, eran muchos los profesionales que se sentían afortunados por ‘tener trabajo’, pero tras los meses más duros, ha llegado la gran reflexión. Ahora que damos más importancia a la salud y al tiempo que pasamos con los nuestros, no es difícil que muchas personas piensen en abandonar.

Un estudio de InfoJobs revela que el 23 % de los trabajadores españoles se planteó en 2021 dejar su puesto de trabajo y el 27 % se plantea hacerlo en 2022. ¿Las razones? En primer lugar la salud mental (32 %), la gran olvidada durante la pandemia (e incluso fuera de ella).

Pero hay más razones por las que los profesionales se plantean dejarlo todo: las condiciones económicas (27 %), la experiencia de dedicarse a algo diferente (26 %) y la conciliación entre la vida personal y laboral (24 %).

Abandonar el puesto de trabajo en España, ¿cómo?

Es cierto que son motivos muy poderosos, especialmente para aquellos profesionales que durante los últimos dos años han sufrido cotas de estrés inimaginables. Estamos pensando en los/as sanitario/as, pero también en los/as educadores/as. No debe extrañarnos que estos y otros profesionales se planteen abandonar. La salud mental de las personas se ha resentido, y mucho, durante la pandemia.

Según el último informe de InfoJobs sobre Salud Mental y Beneficios Laborales (de noviembre de 2021), uno de cada dos problemas relacionados con la salud mental de las personas con empleo estaba relacionado con el trabajo. A esto debemos sumar que los datos de la Encuesta Europea de Salud del INE, revelaban que 2,1 millones de personas en España sufrían cuadros depresivos de distinta magnitud.

Pero, ¿por qué no se está produciendo una Gran Dimisión en España?

  • No es tan fácil dejar un trabajo sin alternativa. En estos momentos, España tiene una tasa de paro muy superior a la de Estados Unidos: un 13,3 % frente a un 3,9 %.
  • La situación de crisis e inestabilidad actual por el conflicto de Ucrania tampoco ofrecen el mejor de los escenarios (la inflación, el coste de las energías…).
  • El paro es una salida a la que abrazarse, pero no es lo que desean la mayor parte de personas, que deciden quedarse con el empleo que tienen (aunque no sea el más idóneo).
  • A más antigüedad, más derechos laborales. Entrar en una empresa nueva y empezar de cero es una opción, pero no la más cómoda.

Encuentra al talento que necesitas en InfoJobs, ¡publica ahora tu oferta!

PUBLICAR OFERTA

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.