Cuando la empresa decide poner fin a su relación laboral con un/a trabajador/a hay que comunicárselo. El despido no es plato de buen gusto para nadie, pero una vez tomada la decisión, hay que poner cartas en el asunto. Esto significa desplegar la estrategia de despido que se haya gestado desde el departamento de Recursos Humanos y hacerlo, por supuesto, cumpliendo con la legalidad vigente. Hoy respondemos a cómo comunicar un despido a un/a trabajador/a y lo hacemos desde distintas perspectivas y enfoques.

Causas, motivaciones y características del despido

Cuando una empresa decide despedir a un(a trabajador/a puede hacerlo de tres formas, porque hay tres tipos de despidos. El primero es el denominado despido improcedente y se caracteriza por no existir una causa justificada para poner fin a la relación laboral. En este caso hay que verificar en qué momento se firmó el contrato laboral. Si fue antes de febrero de 2012, la organización tendrá que abonar al empleado una indemnización de 45 días por año trabajado en un máximo de 45 mensualidades. Si fue después de febrero de 2012, la indemnización será de 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades.

La segunda modalidad es la que se corresponde con los despidos objetivos y colectivos. Estos pueden producirse si se demuestran motivaciones económicas o de producción. La indemnización alcanzará los 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. Estas condiciones pueden mejorar si, en el caso de los despidos colectivos, los representantes de los trabajadores pueden alcanzar acuerdos complementarios.

Por último tenemos el despido disciplinario, que puede ejecutarse si el trabajador ha cometido un incumplimiento grave de las normas. El artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores recoge varias causas, como las faltas de asistencia repetidas, la indisciplina o la desobediencia, las ofensas al empresario o a los compañeros, la disminución del rendimiento, la embriaguez o toxicomanía que afecten al trabajo o el acoso laboral.

¿Cuándo hay que comunicar un despido?

El despido a un/a empleado/a tiene que ser comunicado por la vía y el plazo correctos. Es decir, en el que establece la legislación vigente. Aunque en realidad los tiempos dependerán de las razones por las que se produzca el despido, lo normal es que la empresa comunique al empleado su decisión de rescindir el contrato de trabajo con una antelación mínima de 15 días. Veamos ahora cómo debe ser esta comunicación y por qué razones hay que hacerlo con el debido formalismo.

Cómo comunicar un despido a un trabajador

¿Cómo comunicar un despido objetivo?

Aunque nos sentemos a hablar con esa persona, el despido debe ser comunicado por escrito. En el documento se hará constar de manera específica lo siguiente:

  • Los hechos o motivos precisos por el que se ha decidido despedir a esa persona.
  • La fecha desde la que tendrá efecto el despido.
  • La indemnización a disposición del empleado.

Lógicamente, la carta deberá tener una fecha de envío y tendrá que ser enviada por burofax o conducto notarial, con el objetivo de que la empresa tenga constancia de que el/la trabajador/a ha recibido la comunicación. En caso de que este se negara a recogerla, se entenderá igualmente notificado.

 

¿Cómo escribir una carta de despido?

La carta de despido es un documento regulado por el Estatuto de los Trabajadores. Se trata de un documento imprescindible y no es difícil de redactar, pero debe contener toda la información necesaria. De lo contrario, en caso de defectos de forma, el despido puede ser declarado improcedente. La estructura que debe tener la carta ha de ser la siguiente:

1- Saludo al trabajador/a (indicando sus datos personales como empleado/a).

2- Comunicación del hecho del despido.

3- La causa del despido (es muy importante redactar esta parte con suma cautela, indicando si es procedente o improcedente, además de las causas o hechos concretos que han motivado a la empresa a tomar esta decisión. Cualquier imprecisión aquí puede motivar la validez y traernos problemas en caso de tener que acudir a juicio).

4- La fecha del despido (será el día en que se considera que el trabajador dejará de estar obligado a acudir a su puesto de trabajo).

5- Despedida y firma del empresario/a (indicando los datos de la empresa).

Como ves, es muy importante que la comunicación sea legal y se ofrezcan los motivos concretos del despido para no tener problemas a posteriori.

¿Necesitas contratar personal? Publica ahora tu oferta en InfoJobs.

PUBLICAR OFERTA

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.