En los últimos años nos hemos obsesionado en trabajar al milímetro el employer branding o la marca empleadora de nuestras empresas porque sabemos que, en entornos tan competitivos como los nuestros, es normal que los empleados vayan en busca de las mejores oportunidades de empleo. El talento se nos va y la dificultad por retenerlo se ha convertido en un reto compartido por todas las empresas, sin importar el sector en el que se encuentren.

Las personas son el mayor capital de las organizaciones. De hecho, a estas alturas sabemos que empleados y clientes deben ponerse a un mismo nivel. Aunque no siempre contamos con estrategias alineadas con las necesidades de nuestros equipos. En este sentido, lo más importante es poner en marcha una estrategia que nos permita retener el talento y por supuesto, detectar por qué se producen las fugas.

Tenemos algunas razones de peso y quizá podrías llegar a identificar algunas en el seno de tu organización. ¿Sabes por qué se marcha el talento de una empresa? 

talento

Porque no tienen expectativas de mejorar profesionalmente

¿Sabías que uno de los puntos más valorados por los empleados en las empresas son las expectativas para progresar en el plano profesional y personal? Es absolutamente necesario que sientan que tendrán la oportunidad de implicarse y participar en nuevos proyectos dentro de la misma empresa, ascender y disfrutar de crecer, aprender y sentir que avanzan. De lo contrario, aunque algunas personas puedan sentirse cómodas sin salir de su zona de confort, las nuevas generaciones seguramente no se conformen con menos. Y ya están haciendo todo lo posible por exigirlo.

Porque no pueden formarse adecuadamente

Otra cuestión determinante, y que en realidad forma parte de las expectativas de mejora profesional, es la posibilidad de obtener formación dentro de la misma empresa. Puede ser a través de proyectos de formación externos, pero subvencionados por la empresa, o mediante iniciativas internas, que permitan a los mismos empleados desarrollar nuevas funciones en la misma organización. Pero ojo: invertir en esta parcela y dejar de hacerlo en otras es tirar la inversión en talento por la borda. De ahí que sea tan importante contar con una estrategia global para la retención de las personas que más valen de nuestra empresa.

Porque soportan cargas inadecuadas de trabajo

El desgaste que suelen generar las sobrecargas inadecuadas (e injustas) de trabajo suelen hacer mella en el ánimo de los empleados. Si sienten que sus consideraciones y propuestas de mejora para aliviar el estrés del día a día no son atendidas, es muy probable que con el tiempo acusen el cansancio y terminen por abandonar el barco. Haz todo lo posible por equilibrar el esfuerzo de todas las personas del equipo y usa las herramientas digitales que te ayudarán a monitorizar lo que sucede.

Porque hay malas relaciones personales

El mal ambiente en el trabajo es una de las principales causas de malestar en los empleados. Las malas relaciones personales, los focos de tensión y otros conflictos perjudican seriamente la salud de las personas y, por supuesto, la de la empresa en general. Permanece siempre atento a la aparición de conflictos y no dejes que se alarguen en el tiempo. Lo que hoy puede parecer una nimiedad, en un futuro podría afectar considerablemente a la felicidad de las personas que trabajan contigo, aunque no estén directamente implicadas en el conflicto.

Porque necesitan sentirse reconocidos

Una de las cuestiones que más preocupan a los españoles en materia laboral es la ausencia de reconocimiento por parte de los jefes. Así lo señalan los encuestados en el II Barómetro del empleo realizado por InfoJobs, en el que se pone de manifiesto que la falta de reconocimiento en el trabajo es lo que más trae de cabeza a los empleados en el aspecto emocional. Reconocer, felicitar y saber apreciar los logros conseguidos por las personas que forman parte de la empresa es esencial para reafirmar su valía y conseguir que sigan sintiéndose orgullosos de formar parte de la organización.

Lo cierto es que las razones por las que el talento puede marcharse de tu empresa pueden ser tan diversas como personas haya trabajando en ella. Saber detectarlas y poner en marcha acciones para conseguir que se sientan felices y reconocidas en nuestra casa es prácticamente todo lo que necesitamos para retenerlas a tiempo. Y tú, ¿haces todo lo que está en tus manos para que el talento se quede contigo?

Si buscas profesionales para tu empresa, publica ahora tu oferta en InfoJobs.

PUBLICAR OFERTA

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.