La búsqueda, la captación y la retención de los mejores perfiles de IT son algunos de los grandes retos de los profesionales de Recursos Humanos.

La demanda de perfiles en este ámbito es elevada y crece rápido. En ocasiones, se produce lo que se conoce como escasez de talento.

 

¿Dónde encontrar talento cuando este escasea?

Es en este contexto cuando el talento pasivo suele cobrar más importancia. Se trata de los perfiles que resultan altamente atractivos para las empresas, pero que no se encuentran en este momento buscando trabajo de forma activa. Es posible que estén satisfechos en su puesto y que no estén demasiado atentos a las novedades del mercado laboral.

Dado que entre los solicitantes activos no siempre se encuentra al perfil ideal, rastrear y llamar la atención de los pasivos se convierte, para muchas compañías, en una prioridad.

Pero ¿cómo puedes reclutar a los mejores perfiles IT? A continuación, repasamos 8 técnicas para reclutar profesionales tecnológicos que no se encuentran en búsqueda activa de trabajo.

 

1. Diseñar una buena propuesta de valor

¿Qué puedes ofrecer a una persona que no busca trabajo de modo activo? La propuesta de valor que puedas hacerle lo determinará todo.

Tú eliges en qué centrar esa propuesta de valor: un salario más alto, un proyecto interesante, un ambiente laboral inmejorable… Las posibilidades son muchas, pero te recomendamos estudiar qué motiva a quienes se dedican a la tecnología. Por ejemplo, desarrollar una aplicación novedosa o trabajar con soluciones punteras.

Puedes preguntar a los perfiles de este tipo que ya tienes en la compañía, sondeándolos para que te puedan explicar qué les atrae. Incluso puedes hacer una búsqueda en foros especializados.

 

2. Potenciar los valores y el posicionamiento de la empresa

Presentarse ante los demás como una organización atractiva, en crecimiento o consolidada y con proyectos o clientes interesantes es importante para llegar a convencer a los aspirantes pasivos.

En diferentes ocasiones, la posibilidad de formar parte de algo grande es incluso más interesante para ellos que el propio puesto de trabajo.

Por ejemplo, el talento Millennial suele tener entre sus prioridades el hecho de poder crecer profesionalmente, pero dando importancia también a la conciliación.

 

3. Practicar el social recruitment

Para encontrar a personas que no están buscando empleo puedes ayudarte del social recruitment o, dicho de otro modo, de la búsqueda de talento a través de las redes sociales. En ellas seguirán estando presentes (y activas) estas personas.

Te recomendamos utilizar las redes sociales profesionales para contactar con estas personas y proponerles un cambio, en base a las opciones de oferta que puedas establecer para cada caso.

 

4. Asistir a eventos y acciones de networking

Que tu empresa organice o participe en eventos profesionales y otras acciones de networking es una buena forma de asegurar el contacto directo con los aspirantes pasivos. Pese a no buscar nuevas oportunidades laborales, suelen ser conscientes de lo importante que es crear y cultivar una red de contactos de tipo profesional.

 

5. Convertir a los propios profesionales en embajadores de tu marca empleadora

¿Conoces el employer branding? Conseguir que las personas que ahora mismo integran tu compañía interioricen su filosofía y la compartan externamente en positivo se puede hacer realidad.

Para ello es necesario cuidar, motivar, recompensar y escuchar a cada una de las personas que trabajan en tu organización y, por supuesto, definir y desarrollar un buen plan de comunicación interna.

 

6. Definir y poner en marcha políticas de RSC

Cada vez más, los profesionales cualificados valoran que la empresa en la que trabajan sea socialmente responsable. Por lo tanto, sería recomendable que la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) formase parte de tu estrategia.

 

7. Incluir a proveedores y externos en tu búsqueda

Un proveedor o un colaborador externo puede terminar convirtiéndose en uno de los mejores fichajes de tu compañía.

Es una persona que ya conoces, que sabes cómo trabaja y cuya valía está ya demostrada. Invertir tiempo en cuidar la relación y la imagen que tienen de la compañía los proveedores y los externos es muy aconsejable.

 

8. Construir mensajes 100% personalizados

Por último, no podemos dejar de recomendarte que te dirijas a los solicitantes pasivos que más te interesan de forma totalmente personalizada. No te están buscando, por lo que te aconsejamos que en primer lugar te centres en despertar su interés desde la empatía y la cercanía.

 

Conclusión

Llamar la atención y cautivar al talento tecnológico pasivo no es sencillo. Su ámbito de especialización está altamente demandado y, además, no se encuentra en búsqueda activa.

Sin embargo, existen métodos y técnicas que te pueden ayudar a llegar a los mejores perfiles IT, como por ejemplo la práctica del social recruitment y el diseño de una propuesta de valor como marca empleadora que sea afín a sus valores.

 

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.