Las personas contratadas en una empresa siempre apostarán por la imposición de un sistema de trabajo flexible, ya que los beneficios a nivel personal son múltiples. Lo difícil es hacer que este sea un sistema que compense tanto a los profesionales como a la propia compañía.

 

incorporar-horario-flexible-en-la-empresa-infojobs

 

Para empezar, uno de los puntos principales es que todos los integrantes de la empresa entiendan que una jornada flexible no significa trabajar las horas que uno quiera, sino repartir las horas productivas según cada necesidad individual. Se trata de uno de los mayores retos de gestión para los responsables de Recursos Humanos. Pero con una buena organización, los beneficios son muchísimos más que los esfuerzos que requiere.

 

Elegir un patrón

Antes que nada, analicemos los tipos de horarios flexibles para que podáis decidir cuál es el mejor para vuestra empresa, teniendo en cuenta también el plan de negocio y las necesidades de la misma.

 

  • Horario fijo – variable: este es el tipo de horario variable menos “variable” en realidad. Consiste en ofrecer a todos los integrantes de la plantilla distintos rangos a elegir. Por ejemplo, cada persona que entra en la empresa puede decidir si prefiere trabajar de 8h a 17h o de 9h a 18h.
  • Horario flotante: en este sistema, el trabajador tiene libertad para elegir entre un rango de horas de entrada y, a partir de ahí, debe realizar sus horas. Por ejemplo, podrán entrar a trabajar entre las 8h y las 9h y realizar sus horas a partir de allí como consideren. En este caso, unos pararían más tiempo para comer, otros menos, etc.
  • Horario libre: en esta modalidad, cada trabajador gestiona con total libertad su jornada, teniendo en cuenta como objetivo la consecución de sus metas. Sería lo más parecido a un trabajador que trabaja por cuenta propia, en cuanto a gestión de horarios.

 

Una vez hayas elegido qué tipo de horario flexible estáis dispuestos a ofrecer en tu organización, el siguiente paso es que comunicarlo de la forma adecuada.

 

Un clima flexible, no solo un horario

Una de las bases de una cultura corporativa flexible en cuanto a horario es el comunicarla apropiadamente al equipo. Para ello, toda la compañía debe de estar convencida al 100% de este sistema.

 

Si no, si los líderes de unos equipos dejan que se aplique con la libertad que conlleva y los otros no, se crearán brechas y conflictos que resultarán peores que el más estricto de los horarios. Recuerda que los mejores profesionales necesitan sentir que toman sus propias decisiones en la empresa con tal de no sentirse encerrados en un sistema que les atrapa.

 

También es primordial que esta facilidad de gestión del propio tiempo se aplique a todos los niveles de la empresa. Lo contrario, provocará malestar entre las capas de trabajadores y se materializará en rumores y menos productividad por parte del equipo, que al ver que no tiene los mismos privilegios que otras personas, disminuirá su implicación.

 

 

Puede que después de leer cómo incorporar horarios flexibles en tu empresa para ser más productivos, tengas ganas de conocer al talento ideal para tu empresa. Si es así, sabes que siempre estamos allí para darte la mejor plataforma donde hacerlo. Publica ya tu oferta o utiliza la base de datos de InfoJobs y estarás mucho más cerca de encontrarles.

Publica tu oferta

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.