¿Es posible trabajar competencias como la creatividad o la resiliencia desde el escritorio de casa?

Tras la irrupción de la pandemia, las empresas se enfrentan al reto de reorganizar los procesos de trabajo y adaptar las destrezas de los profesionales a un entorno incierto. Desde hace un tiempo, los Recursos Humanos han fijado su mirada en las denominadas habilidades blandas o ‘soft skills’, una serie de competencias altamente valoradas por parte de las compañías en la búsqueda de nuevos candidatos. Se trata de aquellas capacidades que tienen las personas para enfrentarse a las situaciones diarias, tanto en su vida personal como laboral.

De este modo, más allá de la experiencia profesional y un currículum extenso, las cualidades personales adquieren cierto protagonismo. Flexibilidad, ética profesional, creatividad, innovación y resiliencia son algunas de las características más valoradas por los recruiters, quienes constantemente persiguen modos de aportar un valor añadido a la organización. Pero, ¿cómo trabajar estas habilidades desde nuestro hogar?

1. Programas formativos online: son muchos los cursos o actividades formativas enfocadas al desarrollo de las ‘soft skills’. Promover de forma interna la posibilidad de acceder a nuevos modelos pedagógicos y conocimientos transversales resulta conveniente para el crecimiento de los talentos. A su vez, realiza mentorías personalizadas en las cuales los profesionales puedan ser escuchados y recibir consejos de forma individualizada, facilitando al mismo tiempo la adaptación a nuevos puestos.

 

programa formativo online

 

2. Cambios en la cultura empresarial: establecer un entorno de trabajo que favorezca y refuerce el desarrollo de estas habilidades es crucial. El cambio nace con el ejemplo. Así, la transformación comienza desde el interior de la organización, instaurando una ética y unos valores que se transmitan a toda la plantilla de forma natural.

3. Tareas adicionales: se basa en confiar a cada miembro del equipo una labor complementaria a la suya, relacionada con alguna de estas competencias. En este sentido, tareas relacionadas con la comunicación entre miembros de división, gestión de tiempos, seguimientos de los progresos o estimulación del pensamiento imaginativo pueden contribuir a potenciar aptitudes como la resiliencia y creatividad.

4. Concentración, relajación y mindfulness: las prácticas de meditación y mindfulness pueden ayudar a los profesionales a lidiar con el estrés y la sobrecarga de trabajo e información. Se fomentan así capacidades como la receptividad, empatía, seguridad en la toma de decisiones, la atención y la conciencia. Circunstancias necesarias para afrontar situaciones de cambio y desarrollar una conciencia creativa.

Si necesitas contratar profesionales, ¡publica ahora tu oferta en InfoJobs!

PUBLICAR OFERTA

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.