Agilizar y automatizar procesos, facilitar la selección o evaluar el talento mediante simulaciones virtuales basadas en las técnicas de juego. Estos son algunos de los avances que se introducen en el terreno de los Recursos Humanos con las nuevas tecnologías. Consisten en hacer más productivo el desempeño de profesionales y en mejorar la toma de decisiones.

 

Qué son la inteligencia artificial y la gamificación

La inteligencia artificial (IA) consiste en la creación de máquinas capaces de llevar a cabo procesos de decisión similares a los de los seres humanos de una forma autónoma. Para conseguirlo se emplean las grandes capacidades de procesamiento de datos que aportan hoy las nuevas tecnologías y potentes herramientas de análisis.

Todo esto se gestiona mediante algoritmos que permiten introducir criterios que emplearíamos las personas. Éstos facilitan el aprendizaje constante y la evolución del sistema mediante el machine learning.

La gamificación es la aplicación de técnicas de juego a entornos y con objetivos no lúdicos, por ejemplo, un simulador de microcirugía. Los objetivos pueden ir desde la práctica y entrenamiento a la detección de determinadas cualidades y habilidades y su evaluación. Los juegos, por su parte, pueden ser tan variados. Por ejemplo,  poner a prueba la memoria o la agilidad mental, o la creación de escenarios virtuales que planteen situaciones cotidianas en una realidad virtual.

 

Cuál es su aplicación a los procesos de selección

La IA aplicada al proceso de selección puede abordar todas las fases del embudo de reclutamiento. Desde la propia configuración de la oferta hasta la contratación final. Por una parte, tiene el objetivo de automatizar una serie de procedimientos rutinarios, agilizando su ejecución. Por otra, extraer conclusiones válidas del análisis de los datos recabados.

Para dicha extracción de conclusiones, hay que valerse del aprendizaje que proporciona el machine learning. Posteriormente, se evalúa la experiencia del talento en su incorporación a la empresa y en su viaje por la misma; el sistema es capaz de mejorar los propios parámetros de sus algoritmos y perfeccionar así sus criterios de selección.

 

La gamificación

Por su parte, la gamificación se integra dentro de este proceso proporcionándote nuevas herramientas de evaluación de las capacidades, cualidades, aptitudes y habilidades de las personas que participan en el proceso.

Estas herramientas se basan en las técnicas de juego y las puedes orientar a una estimación de las habilidades individuales o a dinámicas de grupo. En definitiva, sustituyen a numerosos controles tradicionales y pruebas de actitud con las ventajas de poder ser realizadas online, llevarse a cabo de forma simultánea por múltiples personas y disponer de una evaluación directa y en tiempo real.

La gamificación se ha mostrado muy eficaz para detectar en el talento y poner en él de relieve aquellas habilidades específicas que buscas para tu equipo y, sobre todo, las que tienen que ver con sus capacidades emocionales.

Por ejemplo, un juego estratégico puede poner de manifiesto cómo las personas son capaces de reaccionar ante situaciones límite, qué capacidad tiene cada individuo de controlar sus emociones, las habilidades de liderazgo o la manera que tienen de percibir las emociones de los demás, al tiempo que han de demostrar sus capacidades desde un punto de vista técnico.

 

Inteligencia Artificial

Respecto a la Inteligencia Artificial dentro del proceso de selección, actualmente son pocas las experiencias de aplicación a todo el embudo de reclutamiento. Un ejemplo: en un proceso se puede hacer desde la introducción del currículum a las entrevistas de trabajo virtuales, pasando por juegos a través de los que se evalúa el potencial del talento (sus capacidades y habilidades). Para finalizar el proceso se pueden hacer pruebas presenciales u online, dependiendo el caso.

Lo importante es que, sea su aplicación total o parcial, la Inteligencia Artificial sea capaz de evaluar, analizar y optimizar los procesos de selección. La simple automatización de ciertos procesos no supone la aplicación de un sistema de inteligencia artificial.

 

Conclusión

Podemos observar como la inteligencia artificial y la gamificación se están introduciendo progresivamente en los procesos de selección del talento en las empresas, como por ejemplo utilizando la robot Vera.

De momento, abordar todo el proceso de forma integral parece complejo, incluso para las grandes entidades, pero es indudable que ambas técnicas y las nuevas tecnologías aportan importantes avances al embudo de reclutamiento, encaminados a mejorar la toma de decisiones y conseguir una mayor productividad.

Nilton Navarro, Project Manager y Social Media de InfoJobs, especialista en Empleo 2.0 y Marketing Digital.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.