No todas las empresas pueden contar con un nutrido equipo de Recursos Humanos. En el caso de las pymes, lo más probable es que sean los responsables de área los encargados de llevar a cabo el proceso de selección cuando se produce una vacante.

El primer consejo, en ese sentido, pasa por recomendar a cualquier empresa que disponga, al menos, de una persona enfocada a los Recursos Humanos. Un profesional que además de confeccionar nóminas y dedicarse a las labores puramente organizativas de la empresa, sea capaz de elaborar una estrategia de reclutamiento y retención de talento. Algo que a corto plazo nos resultará beneficioso, pero que nos dará todavía mejores resultados con el paso del tiempo.

Sin embargo, contar de un día para otro con un equipo de Recursos Humanos es imposible. La estrategia organizativa de la empresa a veces no lo permite, por lo menos a corto plazo. Tampoco las circunstancias económicas o las dimensiones de la corporación.

En este sentido, es importante que las personas con responsabilidades en sus áreas estén todo lo preparados posible para encarar un proceso de selección. Hay que indicar que tienen una ventaja muy importante de su lado: nadie como ellos conoce tan de cerca las características y las necesidades de su área o departamento.

En este artículo queremos ayudarte a resolver los problemas que plantea llevar a cabo un proceso de selección desde cualquier empresa pequeña o pyme que no tenga un equipo de Recursos Humanos a su servicio:

  • Cómo llevar a cabo la selección de personal
  • Herramientas para agilizar el proceso de selección

Si estás interesado en profesionalizar los procesos y retener el mejor talento, sigue leyendo a continuación.

 

Cómo llevar a cabo la selección de personal

Los procesos de selección no son tu especialidad. Pero trabajas en una empresa de pequeñas dimensiones y necesitas cubrir, lo antes posible, una vacante en tu área.

Está claro que las tareas de selección de personal no deberían correr a tu cargo. De hecho, tú no te especializaste para eso. Pero tu jefe ha delegado en ti esta responsabilidad.

El proceso que vas a llevar a cabo, aunque sea desde tu área específica, no será muy distinto al proceso que podría llevar a cabo cualquier departamento de Recursos Humanos. Pero si no has hecho nunca una entrevista de trabajo, debes tener algunas ideas muy claras. Son las siguientes:

1. Estudia a fondo las características de la vacante

Es imprescindible que sepas muy bien cuáles son las necesidades del área y cuáles serán las atribuciones del puesto. Así, tendrás que llevar a cabo una importante labor de documentación, tanto con el resto de compañeros de equipo como con tus responsables más inmediatos.

Se trata de obtener una idea muy concreta de qué tipo de perfil se requiere. Y de cuáles son las aptitudes y filosofías de trabajo que hacen que un profesional y no otro se ajuste a las necesidades y proyectos de futuro de la corporación.

2. Redacta los objetivos y necesidades

Esta labor de documentación te habrá servido para redactar de una manera concreta y pormenorizada cuáles son los objetivos de la empresa con la cobertura de esta vacante. Y, sobre todo, qué necesidades tenemos previsto cubrir.

Te recomendamos elaborar un listado exhaustivo que incluya las responsabilidades del puesto, las características y habilidades que debe tener la persona para cubrir la vacante. Con todo esto y con el feedback obtenido por parte del equipo y de los responsables de la empresa, tendrás información suficiente como para redactar una buena oferta.

3. Publica una oferta de empleo

Una de las principales preocupaciones de las empresas es ahora mismo la retención de talento y el employer branding, esto es, la marca empleadora de una empresa. A la hora de redactar una oferta, es importante que tengas esto en mente. En la era de los Millennials, los jóvenes no solo están interesados en encontrar un puesto de trabajo. Sino que también luchan para obtener una experiencia profesional que les recompense personalmente, que resulte flexible y que les permita disponer de algo tan preciado como es el tiempo.

Es importante que todo esto quede reflejado en la oferta de trabajo. A la hora de publicarla, asegúrate de que lo haces en sitios de confianza como InfoJobs. De este modo, tendrás ocasión de llegar a miles de candidatos interesados en tu empresa.

Según datos de nuestro portal, existen varios factores por los que los candidatos pueden rechazar una oferta de trabajo. Un employer branding poco atractivo puede hacer que la cantidad de personas dispuestas a trabajar en nuestra empresa se reduzca estrepitosamente.

Por eso es vital que la hora de redactar la oferta, lo hagas a conciencia, siendo cuidadoso a la hora de no cometer faltas de ortografía. Te recomendamos ir al detalle, ofreciendo a los futuros candidatos toda la información que sea posible en la oferta, así como aquellas habilidades, conocimientos y aptitudes que para ti son vitales.

Los oficios y las tareas se pueden aprender. Para muchos empleadores, las aptitudes son ya mucho más importantes que determinadas habilidades.

4. Haz un buen cribado de candidatos

En InfoJobs, a la hora de publicar una oferta puedes hacer a los candidatos distintas preguntas de cribado. Trata de ser conciso y no los enredes con mil y una cuestiones. Puede que consigas el efecto contrario y los mejores candidatos terminen desistiendo a la hora de completar la inscripción a la oferta.

Este es uno de los puntos más delicados. Si tienes otras atribuciones en tu empresa, pero te ha tocado llevar un proceso de selección, lo más probable es que quieras sacarte de encima esta tarea lo antes posible.

El cribado te permitirá quedarte solo con aquellos candidatos cuyo CV te haya convencido más. Pero faltarán las entrevistas personales. Si no quieres alargarte horas y horas, trata de tener claros cuáles son los candidatos que más se ajustan a la vacante que quieres cubrir. Y evidentemente, a las necesidades y a la filosofía de tu empresa.

Lo ideal sería quedarte con menos de diez candidatos, para tomar la decisión final con los dos o tres últimos.

5. Inicia las entrevistas personales

Las entrevistas personales son una buena oportunidad para conocer al candidato de cerca. Después de haber evaluado su formación y experiencia profesional, será preciso que lo conozcas y hables con él de otros aspectos (como por ejemplo, su vocación, sus aspiraciones, sus inquietudes personales y profesionales o sus proyectos de futuro).

Si necesitas una persona que pueda cubrir una vacante e ir progresando dentro de la empresa y lo que te encuentras es un candidato cuyo propósito a corto plazo es el de marcharse a vivir a otro país, seguramente ésta no será la persona adecuada.

Antes de iniciar la entrevista, ten claras y anota cuáles son aquellas características que quieres ver en tu candidato ideal. Solo en una conversación personal tendrás la oportunidad de comprobar si estás ante una persona optimista, un profesional comprometido o alguien con un enorme potencial creativo. Si bien nadie es infalible para detectar talento, la entrevista personal te dará infinidad de pistas. Y tienes que saber aprovecharlas.

6. Toma la decisión final

Para tomar la decisión final tienes que dejarte ayudar. Con toda esta información sobre la mesa – tendrás que haber tomado notas e incluso hacer pequeños informes – sobre tus impresiones en las entrevistas, deberías tener suficiente.

A continuación, es importante que compartas todos estos datos con tus responsables. E incluso con tus compañeros de departamento. Su visión puede ayudarte a mejorar el enfoque y a tomar la decisión más acertada. De hecho, lo más probable es que necesites la aprobación definitiva de los jefes para dar el sí a esa persona que crees que puede encajar.

 

Herramientas para agilizar el proceso de selección

Si estás trabajando en tus tareas habituales, pero además tienes que llevar a cabo uno o varios procesos de selección, tienes que dejarte ayudar por todas las herramientas que existen en el mercado y que tienes a tu disposición. Te permitirán acelerar el proceso de selección y ganar ventaja a la hora de encontrar los mejores perfiles.

1. Comparte tu oferta en las redes sociales

Evidentemente, lo más ágil a la hora de iniciar un proceso de selección pasa por publicar la oferta en portales de empleo como InfoJobs. Desde aquí podrás realizar búsquedas de manera proactiva con el fin de encontrar los candidatos que más se adapten a tu vacante.

Sin embargo, otra opción es compartir esta oferta en las redes sociales, ya que pueden resultarte útiles para encontrar candidatos más rápido.

2. Fideliza el talento desde el principio

Sé cuidadoso a la hora de gestionar el talento. Para contribuir a crear una buena imagen de marca es preciso que cuides bien a los candidatos desde el principio. Y que, si en algún momento los descartas, lo hagas con todo el tacto y mimo posibles. Si en algún momento te fallara una vacante, siempre podrías recurrir a ellos. Y si están disponibles te ahorrarás la tarea de empezar un proceso de selección desde cero.

3. Descarga la app para empresas de InfoJobs

InfoJobs Empresas es una aplicación estupenda para gestionar tus procesos de selección en cualquier momento y lugar.

La aplicación te ofrece la posibilidad de llamar a los candidatos directamente desde la aplicación, echar un vistazo a las ofertas que has publicado sin necesidad de acceder al ordenador o avanzar con el proceso de selección mientras viajas en taxi o de camino a una reunión.

Además, puedes seguir el estado de las ofertas en tiempo real y ver todos los candidatos inscritos en tu oferta.

¿Cómo son tus procesos de selección en tu pequeña empresa? Empieza a aplicar estos consejos desde hoy mismo para encontrar al candidato ideal lo antes posible.

Publica tu oferta

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.