Una discusión en una reunión puede convertirse en algo intimidante para muchas personas. Sentarse en una mesa de negociación, tomar una postura firme o discutir en torno a las condiciones finales puede terminar en una tragedia si no sabemos gestionarlo de manera correcta.

En ocasiones, una palabra, una opinión personal o un gesto, pueden generar desconfianza y echar al traste el trabajo de varios días. Mantener la tranquilidad cuando los demás la están perdiendo es la clave para que esto no ocurra. Un manejo inadecuado de las emociones provoca que se pierda eficacia en cualquier actividad.

Como bien indica el docente del Máster Oficial en Dirección y Gestión de Personas de la Escuela de Negocios y Dirección – ENyD, Sergio Edú Valsania, las relaciones sociales, en muchas ocasiones, “pueden determinar el éxito o el fracaso de los negocios”.

Al hablar de relaciones sociales nos estamos refiriendo a “aquellas que la empresa y sus trabajadores establecen con sus clientes y proveedores, así como con otras empresas, que pueden ayudar a detectar nuevas oportunidades y finalmente cerrar nuevos negocios”, explica Edú Valsania.

 

Los seres humanos somos principalmente emocionales y sociales. “Cuando te llevas bien con alguien confías más, y al confiar en la otra parte aumenta la probabilidad de hacer negocios”. Por lo tanto, “las relaciones que se establecen con potenciales clientes y que se basan en altos niveles de respeto, confianza y beneficio mutuo fomentarán las relaciones de colaboración”.  El planteamiento sería, según el docente de ENyD, algo así como: “tú me ayudas, yo te ayudo”. La clave es la capacidad de generar confianza en la otra parte.

importancia de las relaciones sociales en los negocios y en el trabajo

Al contrario, cuando las relaciones que se establecen no son honestas y no están basadas en un beneficio mutuo (win-win), “la desconfianza se dispara bloqueando las alianzas y colaboraciones”.

Lo que es evidente es que mantener las buenas relaciones sociales en el trabajo favorece la creación de lazos afectivos, lo que permite que los contactos perduren en el tiempo y sean consistentes, el problema es que lo urgente no deja tiempo a lo importante, y en general, acaban por descuidarse, lo que puede producir efectos adversos en nuestro negocio, pudiendo afectar a la productividad de la compañía.

 

“Cuanto mejores sean las relaciones entre todos sus compañeros, jefes y clientes, mayor será su motivación, satisfacción y compromiso, lo cual tiene una repercusión directa y positiva en el rendimiento y productividad”, destaca Sergio Edú Valsania.

En el caso del liderazgo, la alta calidad y las relaciones cercanas que establecen los directores con sus colaboradores, fomentarán su reciprocidad en forma de conductas consistentes con los valores del líder. Es decir, “la forma que tendrían los colaboradores de responder a la buena relación con sus jefes es actuando de forma positiva y contribuyendo con especial interés a la consecución de los objetivos corporativos”, apunta el docente.

 

Este es un ejemplo de por qué son tan necesarias las habilidades directivas. Según explica Edú Valsania, las habilidades directivas o gerenciales son imprescindibles porque “permiten a los directores organizar al equipo de trabajo que tiene bajo su responsabilidad, brindarles las pautas y directrices sobre cómo deben realizar su trabajo, bajo qué parámetros y, además, proporcionarles apoyo y soporte emocional”.

 

Existen dos grandes grupos de habilidades directivas que debe dominar un/a jefe de equipo o director/a para ser exitoso:

1) Habilidades interpersonales o sociales

Las habilidades interpersonales permiten a la persona que ostenta el mando interaccionar eficazmente con las personas y dirigir el esfuerzo colectivo al logro de los objetivos de la empresa, considerando la dimensión humana, motivacional, afectiva y emocional de los trabajadores. Por ejemplo, proporcionar feedback positivo y negativo o confrontar conductas inadmisibles.

 

2) Habilidades de gestión o técnicas

Las habilidades de gestión, por su parte, se refieren a la aplicación de conocimientos y técnicas necesarias para poder realizar una actividad de la organización y tiene más que ver con la creación de estructura, flujo de trabajo y control del mismo. Por ejemplo, la gestión del tiempo, el control de costes o la planificación estratégica.

 

¿Cómo ser un buen Directivo/a?

Para ser un buen Director/a, afirma el docente que “hay que tener tanto habilidades técnicas o de gestión como sociales o personales, ya que desde el punto de vista de la excelencia directiva las habilidades interpersonales o sociales son el doble de importantes que las técnicas”.

De acuerdo a los postulados de Goleman, para alcanzar la excelencia en la función directiva las competencias técnicas son necesarias pero no suficientes. “Para ser un directivo excelente, además de las competencias técnicas (que son imprescindibles) hay que poseer competencias emocionales y sociales”. Sergio Edú Valsania ha sido directo al afirmar que “sin competencia técnica no se podría dirigir eficazmente a un equipo de trabajo, por lo que las habilidades sociales sin las técnicas tampoco serían suficientes”.

 

¿Cómo podemos despertar pasión y compromiso en la gente?

Según el docente de ENyD, a partir de dos pautas básicas: modelado positivo y empoderamiento.

“Primeramente contagiando y transmitiendo la pasión a todos los equipos de trabajo. Es decir, para incrementar ese compromiso y pasión en los profesionales, los primeros que deben experimentar esos sentimientos deben ser lo/as directores”.

 

Seguidamente también es imprescindible considerar la opinión, sugerencias y perspectivas de los equipos de trabajo, dándoles voz y voto para que tengan libertad a la hora de organizar su trabajo y de proponer nuevas formas de hacer las cosas. Los líderes que proporcionan apoyo a la autonomía, feedback positivo y facilitan el conocimiento de otras perspectivas, “tendrán relaciones de mayor calidad con sus seguidores porque a través de estos mecanismos, fomentan la experiencia de autodeterminación en aquellos”.

 

Cuando las personas interiorizan las metas como suyas, su pasión y compromiso se dispara. Se han encontrado relaciones positivas entre el apoyo a la autodeterminación de los empleados, su confianza en la organización y su motivación. La motivación, a su vez, está relacionada con la autoestima, la creatividad, el aprendizaje conceptual y el logro. De este modo, al permitir y fomentar la autodirección y empoderamiento de las personas se consigue incrementar y mantener su motivación e implicación, necesarias para la consecución y superación de los objetivos organizacionales.

 

5 claves para mejorar tus relaciones sociales

Las relaciones sociales en las empresas son fundamentales. Aquí tienes 5 claves para que empieces a mejorar tus relaciones sociales:

  • Sonríe a todas las personas que conoces. Con la sonrisa das una mejor impresión y te será más fácil empezar a conversar
  • Conversa con gente que no conoces. Practica empezar una charla con algunos vecinos o personas que no conoces y así, poco a poco, te será más fácil integrarte en lugares nuevos
  • Mira a los ojos de tu interlocutor. Si le miras a los ojos le transmites interés en lo que te dice
  • Recuerda nombres, caras e información. Si memorizas el nombre o información de una persona al conocerla o en un segundo encuentro, muestras interés hacia esa persona y te lo agradecerá teniendo una mejor opinión de ti
  • Formula preguntas. Si no sabes de qué hablar, pregúntale a la otra persona algo que te gustaría saber, puede ser una buena forma de romper el hielo

 

¿Buscas nuevo talento para mejorar tus relaciones personales? Entra ahora a InfoJobs y publica tu oferta o utiliza nuestra base de datos para encontrarlo

Publica tu oferta

 

Escuela de Negocios y Dirección es una escuela de negocios online dónde te puedes formar de la mano de los mejores profesionales del sector. Ofrece formación de las áreas de Recursos Humanos, Marketing Digital, Contabilidad y Finanzas, Dirección de Empresas, Big Data, Asesoría de Empresas y Marketing y Ventas.

InfoJobs no valida los comentarios que publican los usuarios en esta sección. Confiamos en el sentido común de cada uno. Si detectas algún mensaje que no cumpla con nuestras normas de uso avísanos.